Violencia política contras las mujeres

Las redes sociales son uno de los ámbitos donde se manifiesta con mayor frecuencia la violencia política contra las mujeres, lesbianas, travestis y trans. Así lo indica un informe realizado por el Equipo Latinoamericano de Justicia y Género (ELA) y otras organizaciones durante las elecciones de 2019. La investigación muestra que de todas las agresiones que se registraron hacia las candidatas monitoreadas en Twitter, el 54% contenían expresiones discriminatorias, 25% correspondió a acosos, 16% amenazas y el 5% a campañas de desprestigio.

El relevamiento se da en el marco de la campaña #MiLugarEsElQueElijo para visibilizar la violencia política y concientizar sobre sus efectos. En cuánto al contenido de las agresiones, el 39% referían a roles y mandatos de género, el 34% a menosprecio de capacidades y el 27% alusiones al cuerpo y la sexualidad. Por otra parte, un estudio cualitativo realizado a partir de posteos de Facebook e Instagram mostró que entre las expresiones discriminatorias la mayoría de los comentarios se refirieron a los roles y mandatos de género. En cuanto al menosprecio de capacidades fueron habituales los comentarios cuestionando las habilidades o la idoneidad de las candidatas para hacer política.

Según una investigación realizada por ELA en 2018, 8 de cada 10 políticas con cargos legislativos manifestaron haber sufrido este tipo de violencia, que puede expresarse de diversas maneras, en algún momento de sus carreras. El 64% de las entrevistadas fueron amenazadas o intimidadas durante el ejercicio de sus funciones políticas; al 58% le han impedido que asista a reuniones importantes o en las que se toman decisiones relevantes; al 53% le han restringido el uso de la palabra en reuniones o sesiones e incluso 27% ha percibido un ingreso salarial menor por su condición de género.

La politóloga e integrante del área política de ELA, Ximena Cardoso Ramirez, indicó que “si bien es una práctica que resulta común para aquellas que participan en política, puede identificarse en ocasiones una mayor agresividad contra, por ejemplo, las jóvenes o las travestis y trans”.

“La campaña #MiLugarEsElQueElijo busca llevar este debate no sólo a los partidos políticos sino a otras instituciones como sindicatos o centros de estudiantes. El lugar que nos ‘corresponde’ es el que elegimos, pero para poder elegir en libertad necesitamos una sociedad sin violencias machistas”, agregó Cardoso Ramirez

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here