A la derecha no le hacen golpes

La exembajadora argentina ante el Reino Unido y Venezuela, Alicia Castro, recordó al expresidente chileno Salvador Allende en un nuevo aniversario del Golpe de Estado en su contra y alertó por la instauración de la modalidad de «golpes blandos» en Latinoamérica. Además, coincidió con el Papa Francisco en que «estamos transitando una tercera guerra mundial fragmentada» y expresó su preocupación por el «levantamiento parcial de algunos efectivos policiales» que se registró esta semana en la provincia de Buenos Aires.

En diálogo con #LaGarcía, Castro reconoció su tristeza «porque ocurrieron hechos muy preocupantes» y aseguró que «el levantamiento parcial de algunos efectivos policiales denota algo más profundo que un reclamo salarial». «En general la policía es quien reprime los reclamos salariales y ahora adoptó una forma grotesca de reclamo: armados y usando patrulleros que son de uso público», cuestionó.

En este sentido, se expresó en línea con Hebe de Bonafini al plantear que «hace falta una gran dosis de educación en la democracia para quienes ingresen a ser funcionarios policiales, para que tengan en claro que son servidores públicos y que están para garfantizar la seguridad y la tranquilidad» de la sociedad. «Me pareció muy bien cómo las autoridades resolvieron el conflicto, pero la ley es clara: la sedición es ilegal y me parece que hay que actuar legalmente. Cualquier persona que haga un reclamo armado merece sanciones. Lo que caracteriza a un Estado de Derecho es la igualdad ante la ley», remarcó.

Asimismo, indicó que «la Inteligencia y Contrainteligencia tendrían que haber alertado a la Gobernación bonaerense sobre este reclamo para evitar que se conmueva a la sociedad».

En este marco, Alicia hizo hincapié en las «advertencia golpistas» efectuadas por Eduardo Duhalde y recordó que el expresidente «no es cualquier persona»: «Pensemos que él negoció el Pacto de Olivos con Alfonsín para la reelección de Menem y se convirtió en Presidente en la Asamblea Legislativa después de ser un actor importante en la salida en helicóptero de De la Rúa», comentó, al tiempo que acusó al dirigente peronista de establecer «un clima de zozobra». «Después se hizo el loco diciendo que tuvo un brote psicótico. Hay gente que dice que tiene algún tipo de demencia. Puede ser», agregó.

En otro tramo de la entrevista con FM La Patriada, Castro hizo suyas las palabras del Papa Francisco y sostuvo que «estamos transitando una tercera guerra mundial fragmentada». «Estamos solos y sin esa potetente y organizadora voz que era la de Hugo Chavez», lamentó.

En este punto, denunció que «ahora los Golpes tienen el formato de ‘Golpes Blandos’ o ‘Golpes Blancos'» y explicó que «EEUU ya no interviene con armas sino a través de los medios de comunicación, con bloqueos y generando malestar interno». «En Ecuador hubo un golpe policial contra Rafael Correa. Antes del Golpe de Añez y Mesa, en Bolivia hubo un golpe secesionista. Esos golpes anteriores fueron frenados por la UNASUR, que tenía un Consejo de Seguridad que raudamente resolvía esas cuestiones», enfatizó.

Para la exdiplomática, «la OEA de Luis Almagro ha implantado un simulacro de Democracia en Bolivia» y la ausencia de Hugo Chávez denota que «estamos desmembrados y solos».»¿Quiénes son los presidentes que sufren Golpes? Lula, Dilma, Correa; los que han conseguido beneficios y progresos para las grandes mayorías. Ningún gobernante de derecha sufre ningún Golpe porque EEUU los protege», señaló, al tiempo que consideró que «inevitablemente las izquierdas y los sectores progresistas siempre van a estar en la mira de los EEUU»

Respecto a la figura de Salvador Allende, Castro recordó que «fue el primer presidente marxista de la historia que fue electo por el sistema burgués» y mencionó que «este maravilloso movimiento fue decapitado por la burguesía chilena con la ayuda de Estados Unidos». «Había barcos comunicados con el Pentágono navegando en Valparaíso», resaltó.

Por ota parte, la exembajadora dijo que «la situación de la Argentina es alarmante» por el brote de coronavirus
y rechazó el reinicio de los vuelos de cabotaje: «Me parece un disparate que se restablezcan los vuelos de Aerolíneas : veo eso con mucha preocupación porque el virus viaja en avión», cuestionó.

Sobre el inicio de una eventual pelea judicial por la coparticipación, Castro opinó que «Larreta no incide en resolver las cuestiones positivamente» y lo acusó de estar «constantemente impulsando las protestas contra el aislamiento y fomentando que la gente se mueva».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here