Aborígenes de la Patagonia expulsados de sus tierras por Benetton

Aborígenes de la Patagonia expulsados de sus tierras por Benetton*

En Argentina, en la provincia de Chubut en la Patagonia, una comunidad ancestral sufrió una represión policial extremadamente violenta por la audacia de defender sus tierras en las que están establecidos desde siempre. Salvajemente expropiados, la comunidad Mapuche intentó, mal que bien, hacer frente a los numerosos gendarmes enviados por el Estado con el objetivo de defender los intereses de la multinacional que reclama la parcela: Benetton. Hace más de una semana que se produjeron violentos enfrentamientos reavivando un conflicto que dura ya varios años.

Enfrentamientos sangrientos entre policía y manifestantes

El 10 de enero último se produjeron violentos enfrentamientos en la región de Chubut, en la Patagonia argentina, entre la Gendarmería y miembros de la comunidad Mapuche. Con balas de goma y de plomo, varios cientos de gendarmes reprimieron a una treintena de manifestantes de la comunidad ancestral que lucha desde hace años para conservar sus tierras. Desde marzo del 2015, varias familias de la región esperaban recuperar sus tierras requisadas por el hombre de negocios italiano, Luciano Benetton, fundador de la marca del mismo nombre y propietario desde los años 90 de más de un millón de hectáreas en la Patagonia.

Ante la rebelión de estas comunidades ancestrales que reclaman el derecho a vivir sobre las tierras en las que están establecidas desde hace siglos, las autoridades han usado la violencia a principio de año bajo el pretexto de hacer respetar el derecho a la propiedad que se expresa aquí a través del acaparamiento sistemático de las tierras campesinas. Un fenómeno que se observa en el mundo donde ricos industriales redimen, gracias a la connivencia con las autoridades, las tierras pertenecientes “de hecho” hasta hoy, a las comunidades locales.

En la Patagonia, muchas personas fueron heridas, una gravemente y una decena de militantes fueron arrestados. Los testimonios, salidos a luz por los medios locales, describen la violencia utilizada por Gendarmería en estos operativos a la vez que evocan la “voluntad de matar” y las destrucciones de los bienes.

Los enfrentamientos se originaron cuando un puñado de mapuches se manifestaron bloqueando la vía de “la Trochita”, una línea de tren cuya instalación fue largamente criticada por los pueblos autóctonos. Y la vía se instaló a pesar de un acuerdo que estipulaba que pasaría por otro lugar. Un vocero mapuche declaró a propósito del incidente: “Es un escándalo, los golpes y la represión que sufrieron los manifestantes. Eran unos pocos que se manifestaban y se ordenó una evacuación que condujo a la intervención de 300 soldados de la Gendarmería armados hasta los dientes.” Contra las balas los manifestantes sólo tenían piedras para responder.

En el corazón del problema: la expropiación secular de los pueblos aborígenes

Situado a caballo entre la Argentina y Chile, la Patagonia alberga al pueblo Mapuche, conocido también bajo el nombre de “Pueblo de la Tierra”, desde más de 10 000 años. Desde hace 500 años, este pueblo resistió las continuas invasiones, las tentativas de exterminio, y las expropiaciones abusivas. Hoy, los Mapuches se enfrentan a una colonización de tipo económico: la obligación de vender sus tierras a ricos europeos y norteamericanos que esperan aprovechar los bajos precios y la apertura de la economía iniciada bajo la presidencia de Carlos Menem en los años de 1990. Numerosas celebridades y hombres de negocios han invertido en esas inmensas tierras en despecho de los habitantes que vivían en ellas.

Es el caso de los hermanos italianos, Carlo y Luciano Benetton, fundadores de la célebre marca de ropas. El grupo Benetton es hoy el mayor propietario terrateniente de Argentina, con no menos de 900 000 hectáreas de tierras en la Patagonia. Concentran también el 9% de las mejores tierras cultivables del país, tierras que explotan instalando varios centenares de miles de ovejas que le permiten producir cerca de 6 000 toneladas de lana por año, es decir el 10% de la materia prima necesaria para la producción de sus prendas.

Hoy, las tierras de los Mapuches están en su mayoría en manos de compañías extranjeras como Benetton. Este mismo método de expropiación fue el origen del éxodo y la estigmatización de los Mapuches, considerados hoy como “salvajes” por el gobierno argentino que intentó someterlos e “integrarlos” utilizándolos como mano de obra barata. Hoy, y luego de los recientes hechos, que son vanas tentativas de resistir a un invasor privado dueño de capitales, se los presenta a veces como terroristas que amenazan la “paz social”.

* Des aborigènes de Patagonie virés de leurs terres par Benetton.  Mr Mondialisation. 19 de enero de 2017. Disponible en: https://mrmondialisation.org/des-aborigenes-de-patagonie-vires-de-leurs-terres-par-benetton/

Traducción: Marina Chiaramonte

3 Comentarios

  1. Este articulo NO ES CIERTO, y a sabiendas lo publican, solo para malinformar a la gente. Paso a comentarles suscintamente como es:
    Las tierras eran propiedad de la Cia. de Tierras del Sur, de los ingleses. Cuando se produjo la guerra de Malvinas los Ingleses vendieron sus estancias y las compro Benetton. Hace unos años algunos mapuches, renegando del pais, intentan recuperar tierras que segun ellos les pertenecen por derechos ancestrales (Se olvidan tambien que estos mapuches invadieron este territorio, matando a los tehuelches, que si poblaban estas tierras). El tema es que estos mapuches tomaron tierras, violando las leyes y la Constitucion Argentina. Comnetieron actos de terrorismo como ser: Quemaron un camion en la Ruta 40 del Sr. Rastellini. Cortan la ruta 40 cuandop se les ocurre. Quemaron equipos viales en Lago Puelo. Quemaron equipos e implementos en una chacra de El Maiten que explotaba la frutilla. Quemaron campos y bosques nativos. Las autoridades judiciales no aplican la ley contra estos terroristas.
    Esto es lo que pasa a grandes rasgos. Asesorense, vengan a Esquel, pregunten, lean los expedientes y recien despues opinene, pero NO MALINFORMEN A LA GENTE. Gracias

Comments are closed.