Aborto. La demagogia política de Macri

*Por Oscar Trotta, médico pediatra y ex miembro del Consejo del Hospital Garrahan

En el año 2012, Mauricio Macri jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, veto la ley de Aborto No Punible sancionada en ese mismo año por la legislatura.
En octubre de ese año Macri ordenó que no se le realizara un aborto no punible en el Hospital Ramos Mejía, a una joven víctima de violación, y en condiciones de esclava sexual de una red de trata de personas. En esa oportunidad, ante la controversia que se generó en la opinión publica, decidió comunicarle el nombre de la joven a una ONG antiabortista ligada a grupos católicos ultraconservadores (Pro Vida) los que comenzaron una campaña de hostigamiento y presión hacia la joven sin precedentes en Argentina.
No bien llegado al Gobierno Nacional, el mismo Mauricio Macri redujo y subejecutó, durante dos años consecutivos, los programas nacionales de procreación responsable, y educación sexual integral (ESI) creado por la ley 26150 del año 2006.
La gobernadora de la provincia de Buenos Aires, Maria Eugenia Vidal en sintonía con el gobierno nacional decidió la intervención de la maternidad “Estela de Carlotto”de la localidad de Moreno y dispuso el cierre de las consejerías en salud sexual y procreación responsable.
La propuesta del Presidente Macri de enviar al Congreso Nacional la discusión sobre la legalización del aborto evidencia un oportunismo político y demagogia irresponsable ante un grave problema de salud publica, y lejos de propiciar una solución consensuada en la sociedad ante este reclamo, no hace mas que degradar la discusión y el analisis.
Mientras tanto cerca de medio centenar de mujeres , en su mayoría pobres, mueren anualmente por abortos clandestinos.