Alberto Fernández : «No somos lastre de nadie»

El presidente Alberto Fernández encabezó la reunión del Mercosur para conmemorar los 30 años de la creación del bloque comercial. «La inserción del Mercosur en el mundo global debe darse en favor de nuestros sectores productivos y no en su contra», planteó el mandatario.

Cuando Luis Lacalle Pou, presidente de Uruguay, expuso su posición a favor de la flexibilización del Mercosur y dijo que no debe ser un lastre, allí quedaron expuestas las diferencias entre lo que piensa Alberto Fernández.

«Uruguay necesita avanzar, nuestro pueblo nos exige avanzar en el concierto internacional y por eso vamos a proponer formalmente que se discuta en la mesa el tema de la flexibilización», sostuvo Pou, y agregó: «Obviamente que el Mercosur pesa, obviamente que su producción pesa en el concierto internacional, lo que no debe y no puede ser es que sea un lastre», expresó Lacalle Pou.

Alberto Fernández no dejó pasar, lo dicho por Luis Lacalle Pou, y fue categórico: «Si nos hemos convertido en una carga, lo lamento. La verdad es que no queremos ser una carga para nadie. Una carga es algo que hace que a uno lo tiren de un barco y lo más fácil es bajarse del barco si la carga pesa mucho».

«No queremos ser un lastre para nadie. Si somos un lastre, tomen otro barco. Pero lastre no somos de nadie», sentenció Fernández.

En su primera intervención Fernández destacó el crecimiento del comercio en el Mercosur «tanto en volumen, como en calidad y valor agregado», y remarcó que «no es un bloque cerrado de comercio exterior sino una plataforma para que nuestros países se proyectan al resto del mundo».

Desde el Museo del Bicentenario, Alberto Fernández estuvo acompañado por el canciller Felipe Solá y el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero. Allí, Fernández encabezó la comunicación virtual con sus pares de Brasil, Jair Bolsonaro; Paraguay, Miguel Abdo Benítez; Uruguay, Luis Lacalle Pou; Bolivia, Luis Arce; y Chile, Sebastián Piñera.

Otras declaraciones de Alberto Fernández:

«El Mercosur debe proteger a los gobiernos democráticos y a las instituciones que los respaldan. La pandemia y la crisis económica que de ella se deriva hacen compleja la tarea de gobernar».

«El momento actual nos encuentran atravesados por un imponderable: una pandemia que ha desestructurado las bases mismas del mundo que conocíamos, y que se agrega a desafíos globales preexistentes como el cambio climático, la inestabilidad del sistema financiero internacional y la desigual distribución de los beneficios del comercio y la tecnología».

«La pandemia no ha hecho más que intensificar y mostrar con mayor claridad las violencias de las que son víctimas las mujeres y niñas en toda su diversidad», indicó Fernández y también propuso la creación de un Observatorio para la Prevención de la Violencia de Género.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here