Amado Boudou seguirá con arresto domiciliario

La Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal hizo lugar a un recurso de casación interpuesto por la defensa del exvicepresidente Amado Boudou en el que solicitó continuar en detención domiciliaria después de que la Corte Suprema dejara firme la sentencia a cinco años y diez meses en el caso Ciccone sin siquiera analizar el fondo del fallo.

Los camaristas Angela Ledesma, Javier Carbajo y Mariano Borinsky, dispusieron que el juez de Ejecución del Tribunal Oral Federal 4 llame a una audiencia oral y luego vuelva a resolver si ordena o no la vuelta de Boudou a la cárcel.

El día 6 de abril de 2020, el TOF 4 otorgó a Boudou su detención domiciliaria porque, en ese entonces, su condena no había adquirido firmeza. También tuvo en cuenta el contexto de emergencia a raíz de la pandemia del Covid-19 y las singularidades del caso en relación con su núcleo familiar.

En diciembre, luego de que la Corte Suprema de Justicia de la Nación dejara firme la condena, el Tribunal Oral revocó la detención domiciliaria de Boudou y dispuso su alojamiento en una cárcel federal.

La decisión hizo lugar a una apelación de la defensa de Boudou, condenado a cinco años y 10 meses de prisión en la causa por la venta de la ex-Ciccone Calcográfica.

Casación dispuso «reenviar las actuaciones a su origen para que, previa audiencia contradictoria con la intervención de todas las partes involucradas, se dicte un nuevo pronunciamiento» sin «emitir opinión en cuanto al fondo de la cuestión».

Con estos lineamientos, el TOF 4 debe dictar un nuevo pronunciamiento. El juez de ejecución en este caso es Ricardo Basílico, que reemplazó a Daniel Obligado.