América Latina en disputa

En su columna destacada con #LaGarcíaenLaPatriada, Alicia Castro habló sobre la reunión que mantuvo con Andrés Arauz, su preocupación por las democracias en América Latina y el lawfare que azota a Argentina.

El candidato a presidente de Ecuador, Andrés Arauz, mantuvo un encuentro con La Internacional Progresista en la que participó, Alicia Castro. “Estuvimos compartiendo la preocupación por la Democracia en Ecuador. El Consejo Electoral no termina de confirmar la fórmula Araoz-Rabascall”. Recordemos que es la única fórmula presidencial, de las 16 presentadas, que no cuenta aún con la calificación del Consejo Nacional Electoral.

Por otra parte, Alicia Castro, expresó que “las democracias en américa latina están debilitadas” y que hay que “cruzar los dedos” para que se aprueben las fórmulas presidenciales.

Además, la exembajadora Argentina en Rusia, hizo mención al Lawfare que vive nuestro país: “Esto comenzó en Brasil como un laboratorio – condenando a Lula sin Pruebas-, siguió en Bolivia y luego en Ecuador, proscribiendo electoralmente a Correa. Todo como una especie de revancha de una década en donde América Latina y el Caribe tuvo una construcción de bloque regional exitoso”.

Alicia Castro, enfatizó: “Hay un desmoronamiento de las democracias en América Latina”. Por otra parte, agregó: “La manipulación del sistema judicial se usó para proscribir a los dirigentes políticos que impulsaron beneficios para las grandes mayorías, redujeron la desigualdad y achicaron la brecha entre ricos y pobres”.

En referencia al fallo contra Amado Boudou, Alicia Castro, manifestó: “Hay que tener las energías que tuvo Néstor Kirchner. Nosotros no podemos dejar la democracia en manos de una corporación judicial que ha hecho maniobras que fueron calificadas como una verdadera asociación ilícita para perseguir a dirigentes políticos con fines de proscripción electoral”.

“Las fotocopias de los cuadernos, contra Cristina Fernández, es una matriz. La vienen aplicando para expulsar y sacar de carrera a los gobiernos progresistas, si vamos a depender de la venia de la prensa canalla y de un poder judicial corrupto, la democracia se pone en riesgo”, afirmó la exembajadora.