Ante la segunda ola de coronavirus, la Provincia de Buenos Aires continúa fortaleciendo el sistema de salud

El gobierno de la provincia de Buenos Aires repartió 61 respiradores e incorporó 1565 trabajadores de la salud con el objetivo de sumar 250 camas de terapia intensiva en el marco de la segunda ola por la Covid-19, informaron fuentes oficiales.

Asimismo, ante el colapso sanitario en La Plata, se sumaron esfuerzos en distintos nosocomios. Se construyeron 4 hospitales de servicio de atención médica integral para la comunidad (SAMIC) en los distritos de Esteban Echeverría, La Matanza, Cañuelas e Ituzaingó; ocho hospitales modulares y tres municipales en Derqui, Llavallol y Navarro, y se activaron cinco Unidades de Refuerzo Sanitario para testeos de casos de Covid-19, añadieron las fuentes.

El Ministerio de Salud provincial también avanzó en la creación de espacios con camas destinadas a la atención de pacientes con síntomas leves o moderados.
De esta forma, la provincia de Buenos Aires pasó de contar en diciembre de 2019 con 883 camas de terapia intensiva a casi triplicarlas, disponiendo en la actualidad de más de 2.300 plazas en el sector público. Si se contemplan además las del subsector privado, la capacidad total asciende a más de 4.600 unidades para la atención de casos graves.