Aumentan los casos de coronavirus en los barrios más pobres de CABA

El Gobierno porteño confirmó este jueves un aumento en la cantidad de contagiadxs por COVID-19 en los barrios más postergados. De acuerdo al reporte matinal, lxs infectadxs ya son 365. En tanto, el número de fallecidxs se mantiene en 6 personas y otras 36 fueron dadas de alta.

Cabe destacar que durante la jornada del miércoles se informaron 64 casos nuevos de coronavirus en los barrios más vulnerables de la Capital Federal. El informe ministerial detalla que la mayoría de los contagiadxs viven en el Barrio 31 y en la villa 1-11-14.

En tanto, los enfermos con coronavirus en toda la jurisdicción totalizan 1.961, con 104 decesos, mientras los pacientes dados de alta fueron 537, según la información oficial que indicó además que hay 6.160 casos sospechosos en estudio.

El pasado martes autoridades de Nación y Ciudad realizaron un operativo conjunto con testeos de diagnóstico en el Barrio 31, con la búsqueda de personas que tuvieran cuadros febriles y los contactos estrechos de casos confirmados, que arrojó 30 positivos sobre un total de 39 pruebas.

Asimismo, esta semana el Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta se había comprometido a comenzar las obras para restablecer el servicio de agua potable en el Barrio 31, tras una reunión que mantuvieron el Jefe de Gobierno porteño y la titular de AySA, Malena Galmarini, en el marco del conflicto por la interrupción del suministro por falta de obras.

En paralelo, el titular del Juzgado N° 8 en lo Contencioso Administrativo y Tributario, Osvaldo Otheguy, ordenó al gobierno porteño que establezca un «plan de contingencia» ante posibles «emergencias sanitarias» por coronavirus en los barrios populares y que garantice la provisión de agua potable, informaron fuentes judiciales.

El magistrado ordenó «como medida precautelar» que el gobierno porteño «en el plazo de 5 días elabore un plan de contingencia ante posibles emergencias sanitarias, que incluya un cronograma detallado para cada barrio popular con recorridos, fechas y horarios precisos, previamente acordados con la comunidad».

El fallo también dispuso la «entrega de agua a granel, para todos los usos», a los barrios que «no cuenten con suministro continuo de agua corriente», y solicitó que se «elabore e implemente un protocolo de actuación para brindar pautas claras de manejo y alerta respecto al agua de consumo a las familias».

El fallo se produjo en el marco del expediente «Koutsovitis, María Eva y otros contra GCBA sobre amparo-urbanización -villas», informó el sitio iJudicial.

El magistrado añadió que «la ley 3295 admite que el servicio público de agua y cloacas en el territorio de la ciudad de Buenos Aires está fuera de las competencias de los órganos de la Ciudad y que se rige por la ley 26221, que aprobó un Convenio al que la Ciudad adhirió».

Para el juez, «la incidencia de la disponibilidad de agua en la higiene de manos para disminuir la circulación del coronavirus, sumado al incremento en los últimos días de la cantidad de casos de personas contagiadas en los barrios populares, permite inferir la urgencia que preanuncia un relevante peligro en la demora suficiente para disponer una medida precautelar, con el fin de evitar que eventualmente se torne ilusorio el derecho reclamado, al tiempo de que el tribunal competente se pronuncie respecto la medida cautelar requerida».