Avellaneda, uno de los distritos bonaerenses donde se comenzará a entregar las tarjetas del Plan Nacional Contra el Hambre

El ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, y el gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, firmaron el Convenio Marco para la implementación del Plan Nacional Contra el Hambre en la provincia de Buenos Aires. El intendente Jorge Ferraresi participó del acto en la ciudad de La Plata.

La entrega de las tarjetas para la compra de alimentos comenzará a implementarse en el conurbano a partir del 20 de enero y Avellaneda es uno de los siete municipios que iniciarán este programa social con el cual el gobierno busca atender la urgencia alimentaria de grandes sectores de la población.

En su discurso, el ministro Arroyo remarcó que las mismas se implementarán a través del Banco Provincia y que además de las tarjetas, los beneficiarios accederán a un curso de nutrición y de cuidados de los niñxs.

El gobernador Axel Kicillof, por su parte, hizo eje en el daño que dejaron los cuatro años de aplicación de políticas neoliberales en la Argentina y en la Provincia, y agregó: “Tenemos que lograr que este programa contra el hambre también ayude a impulsar la producción y el empleo en la provincia. Todas las épocas de crecimiento en la Argentina fueron con el modelo que arranca con la inclusión y la distribución”.