Bolivia: La policía encontró parte del armamento que envió Mauricio Macri en apoyo al golpe contra Evo Morales

En conferencia de prensa, el comandante Jhonny Aguilera confirmó que parte del material bélico que el gobierno de Mauricio Macri envió a Bolivia para colaborar con el golpe de Estado contra Evo Morales se encontró en los depósitos de la Policía del Estado Plurinacional. 

«En carácter material están esos pertrechos, pero no existe ningún solo documento. En el curso de hoy vamos a reconstruir qué funcionarios acudieron al aeropuerto cuando arribó el avión de Argentina, donde funcionarios vestidos de uniforme militar entregaron este material sin ningún tipo de documentación a la Policía Boliviana», dijo Aguilera ante la prensa local.

Se encontraron balas anti-tumulto 12/70, granadas y spray de gas pimienta. Todos esos elementos fueron autorizados entre el 11 y el 12 de noviembre de 2019 por la Agencia Nacional de Materiales Controlados (ANMaC) de Argentina a pedido de la Gendarmería, que llegó en la madrugada del 13 de noviembre a Bolivia, cuando ya estaba en el gobierno la golpista Jeanine Añez. El contingente de la Gendarmería fue enviado, en los papeles, para proteger la embajada argentina y a sus funcionarios.

«Para puntualizar el tema, sí existen estos elementos en los depósitos de la policía sin carácter documental», afirmó en conferencia de prensa el comandante de la Policía y aseguró que indagará qué uniformados de esa institución utilizaron el material que llegó de Argentina a El Alto la madrugada del 13 de noviembre de 2019, tres días después que se iniciara el proceso destituyente de Evo Morales.

«En carácter material están esos pertrechos, pero no existe ningún solo documento. En el curso de hoy vamos a reconstruir qué funcionarios acudieron al aeropuerto cuando arribó el avión de Argentina», expresó Aguilera. 

Además, el comandante aseguró que «hubo funcionarios vestidos de uniforme militar y entregaron este material sin ningún tipo de documentación a la Policía Boliviana».

El Gobierno tiene en su poder dos autorizaciones que cursó la Policía boliviana en noviembre de 2019 para que la Gendarmería llevara las armas y las municiones. La primera, del 12 de noviembre, habilita el ingreso de 3600 balas anti-tumulto, lo que se condice con la primera autorización que la Gendarmería formuló ante la ANMaC. La segunda autorización que emitió la Policía boliviana es del 28 de noviembre y ya no figura en ella mención de los cartuchos anti-tumulto.

En diálogo con El Destape Radio la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, expresó: “Hay como dos circuitos paralelos, uno legal y otro irregular e ilegal”. Respecto a las 70.000 municiones, la ministra señaló: «Hay una constatación de que esas municiones salieron de Arsenales de Gendarmería y no del grupo Alacrán porque no es una agrupación entrenada ni capacitada para enfrentar manifestaciones o eventualmente reprimir con municiones antitumulto».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here