Brasil: Después de 35 años el Partido de los Trabajadores no gobernará en ninguna capital

El intendente de San Pablo, Bruno Covas, fue reelecto en la mayor ciudad sudamericana, mientras el liberal Eduardo Paes le arrebató al bolsonarismo la alcaldía de Río de Janeiro, en la segunda vuelta de las elecciones municipales en Brasil, en las que surgen ganadores partidos de centroderecha y derrotados tanto el Partido de los Trabajadores (PT) como el presidente Jair Bolsonaro.

En diálogo con La García en La Patriada, el politólogo, Amilcar Salas Oroño, expresó que “el Partido de los Trabajadores, que en su momento fue el partido más importante del país, ahora llega a 183 intendencias”, transformándose así en una es una caída progresiva en “términos de municipios que controla”.

Por otra parte, agregó: “Del 2016 hasta acá, han sido cuatro años muy intensos de desprestigio hacia el Partido de los Trabajadores”. Remarcó los golpes de Estado y encarcelamiento de sus principales figuras, como fue el caso de “su líder histórico: Lula”.

Amilcar Oroño, por otra parte, remarcó que este hostigamiento político es clave para entender el declive del Partido de los Trabajadores.

En Río de Janeiro, cayó el intendente bolsonarista Marcelo Crivella, pastor de la Iglesia Universal, del partido Republicanos, a manos del derechista Eduardo Paes, exalcalde, del partido Demócratas, una de las fuerzas vencedoras del pleito municipal. El PT de los expresidentes Lula da Silva y Dilma Rousseff tuvo una débil elección en la que logró la menor cantidad de intendencias de su historia: perdió en Recife y en Vitoria, y no gobernará ninguna capital.

Jair Bolsonaro dio su apoyo público a 13 aspirantes, de los cuales 11 fueron derrotados. Por otra parte, esta es la primera vez que el partido de Lula no gobernará a ninguna de las capitales brasileñas desde 1985.

En diálogo con La García en La Patriada, el Dr. en Ciencias Sociales, Amilcar Salas Oroño, afirmó: “ Esto es un llamado de atención a sus dirigentes históricos – del Partido de los Trabajdores- para renovar los cuadros”.

Además, enfatizó: “Era una elección muy importante. Quedó compuesta una fotografía que en Brasil es una derecha que ya no es más Bolsonarista, pero que se impone”.