Buenos Aires: La justicia pidió adecuar el salario docente a la inflación

El Tribunal del Trabajo Nº4 de La Plata hizo lugar a un planteo del Frente de Unidad Gremial Docente y exhortó al Gobierno bonaerense a actualizar los sueldos aplicando la misma cláusula gatillo que rigió en 2017, que contemplaba una revisión de los salarios cada seis meses, según los índices de precios al consumidor del INDEC.

En declaraciones al diario Página 12, Roberto Baradel celebró la medida pero reiteró su reclamo de conversaciones con la Gobernadora María Eugenia Vidal. “La Provincia no nos convoca a retomar el diálogo. Llevamos 60 días esperando desde la última reunión”, aseveró, al tiempo que recalcó que “el fallo es positivo porque nos da la razón en el reclamo por salarios dignos”.

En el fallo, los jueces Rodolfo Francisco Martiarena, Soledad Moreyra y Adela Di Stéfano sostienen que la cláusula gátillo «no es más que una relativa garantía de que los sueldos docentes no pierdan valor real. En este sentido, resolvieron declarar su ultraactividad, es decir, su vigencia hasta que sea firmado un nuevo acuerdo paritario, en suspenso por la negativa de la mandataria provincial a reconocer el índice inflacionario.

Según el acuerdo 2017, la cláusula gatillo establece un readecuación salarial semestral automática, por variación de los índices de precios al consumidor del INDEC. De esta manera, al incremento acordado en la paritaria 2017 se le deberá sumar, en julio, el IPC del primer semestre de 2018.