Carolina Píparo le ofreció plata, zapatillas y un celular a uno de los atropellados por su marido

Fuente de la nota: Agencia Télam

La diputada bonaerense Carolina Píparo admitió, en su cuenta de Twitter, haberle ofrecido un teléfono celular y un par de zapatillas a uno de los jóvenes atropellados por su marido el 1 de enero último en La Plata.

Píparo relató que el encuentro con el joven fue en la casa de su abogado, allí contó con la presencia de la madre del damnificado. El ofrecimiento, según la diputada, lo hizo cuando supo que el joven tenía «problemas de índole personal».

«Nadie se veía incómodo en el lugar, fui con mi hermano, mi gran pilar, estaba obviamente su abogado y también su mamá. Conversamos sobre varias cosas y sobre lo sucedido, la reunión fue muy cordial. El joven manifestó que en el accidente se le había roto el celular y las zapatillas, ofrecí hacérselo llegar, se mostró contento y cuando lo recibió, me manifestó estar feliz y agradecido», expresó Píparo.

«Nada tenía que ver con todo el proceso penal en marcha, sino con poder escucharnos sobre cómo cada uno vivió la situación», afirmó la diputada.

Martín de Vargas, quien representa a Luis Levalle, el mayor de los jóvenes embestidos, pidió la revocatoria de la prisión domiciliaria del marido de Píparo, Juan Ignacio Buzali. Además, inició una investigación a la diputada bonaerense por posible comisión de un delito de acción pública debido a ese episodio.

El planteo realizado por el letrado se origina luego de enterarse de que el menor de los jovenes atropellados había revocado el patrocinio de sus abogados y denunciado ante la justicia que perdió la «confianza» en ellos porque lo llevaron a un «encuentro clandestino», con Carolina Píparo, en una casaquinta.

El menor de los jóvenes expuso en un escrito, que en esa reunión -una semana antes de que la justicia resolviera el arresto domiciliario de Buzali-, la legisladora le entregó 2.000 pesos, un celular y unas zapatillas.

Al tomar conocimiento de esto, el abogado De Vargas, solicitó ante el Juzgado de Garantías 5 de La Plata, a cargo de Marcela Garmendia, que se revoque el arresto domiciliario de Buzali por considerar que existen «peligros procesales» dado que tiene «poder político y económico para entorpecer la investigación».