CONADU apoya la propuesta del gobierno sobre la reestructuración de la deuda externa

zzzznacp2NOTICIAS ARGENTINAS BAIRES, ABRIL 16: El presidente Alberto Fernández admitió esta tarde que la Argentina está "en una suerte de default virtual" y afirmó que "todos tenemos un compromiso común: salir de esta situación". Así lo indicó en una conferencia en la Residencia de Olivos, acompañado por la vicepresidenta Cristina Kirchner; el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y gobernadores, donde se presentó la oferta de reestructuración de deuda. Foto NA: ESTEBAN COLLAZO/PRESIDENCIAzzzz

La Federación Nacional de Docentes Universitarios apoya la propuesta de reestructuración de la deuda externa que el gobierno nacional le ofertó a los tenedores de bonos privados, priorizando el interés y los derechos del pueblo argentino sobre la voracidad del sistema financiero internacional.

La firme decisión de renegociar las condiciones de entrega en la que nos dejó el gobierno de la Alianza Cambiemos, es un acto de dignidad, justicia y soberanía, que es tomado como una causa nacional por el pueblo, los trabajadores y los gobernantes de todas las expresiones políticas del país. Pero, además, demuestra su razonabilidad al cosechar el apoyo de gobiernos y organismos internacionales, yendo en la línea que profesa el Papa Francisco, de priorizar la dignidad de los pueblos frente al lucro.

Nuevamente, un gobierno nacional y popular como el de Alberto Fernández, como ya lo hicieron Néstor en 2005 y Cristina en 2010, vuelve a hacerse cargo de la bancarrota a la que nos llevaron los gobiernos entreguistas de los “gurúes” y los “Messi” de las finanzas. El gobierno de Alberto Fernández decidió asumir esa responsabilidad sin postergar a los argentinos, reestructurando la deuda con un plazo de gracia de tres años, una quita del 5,4% del capital y una quita de intereses del 62%. Esto que ya era absolutamente necesario antes de la pandemia, se vuelve central en estos momentos donde se ha demostrado que son el Estado, los trabajadores y la solidaridad de nuestro pueblo, los que hacemos el esfuerzo para preservar la vida y la dignidad. Los recursos y las capacidades que tenemos los argentinos deben ir a esas prioridades, y no a la especulación y las ganancias usurarias que pretendieron obtener los grupos de inversión financieros. La pandemia dejó en evidencia que no es con el mercado, sino con más Estado y protección social, como vamos a salir de este escenario. Es el Estado quien protege a quienes más lo necesitan, pero también es el que brinda las posibilidades para que los más ricos puedan hacer sus negocios, con la infraestructura y las capacidades que tiene el país. Por eso, en este escenario, es imprescindible que aporten en proporción a su riqueza para recuperarnos de esta pandemia. Como dijo el presidente, que de esta situación logremos “de una vez por todas, hacer una Argentina mejor”