CONADU logró una recomposición adicional del 10% en la revisión de diciembre

La Federación Nacional de Docentes Universitarios (CONADU) logró un 10% de recomposición salarial en la revisión de diciembre de la paritaria 2020. También se obtuvo un bono de fin de año y el financiamiento para los programas de promoción de los ayudantes a jefes de trabajos prácticos, renta a los ad honorem y contratados y mejoramiento del nomenclador de preceptores y bibliotecarios. El acta se firmó con la presencia del Ministro de Educación y autoridades de la SPU y del CIN, además de otras entidades gremiales.

“En un año muy difícil logramos cumplir con el objetivo trazado por la CONADU en su congreso extraordinario, donde se definió la necesidad de contar con las revisiones de diciembre y febrero como mecanismo para asegurar que el salario nominal no caiga por debajo de la inflación para el período 2020” señaló Carlos De Feo, Secretario General de CONADU. “Así como en 2020, a pesar de la pandemia, las y los docentes universitarios sostuvimos las cursadas
y las actividades de investigación, en el camino de recuperación económica que nuestro país necesita emprender en 2021, la Universidad Pública está llamada a volver a cumplir un rol central y ese será nuestro compromiso” completó De Feo.

La CONADU resolvió la aceptación de la propuesta del gobierno nacional. De esta forma, en el plano salarial, al 16% y el 7% acumulativo de octubre, se le suma un 10% más, compuesto por un 2% en enero, 4% en febrero y 4% en marzo, y un bono de 4000 pesos para la dedicación exclusiva y su proporcional para todas las dedicaciones simples y semiexclusivas, que se abonará en diciembre 2020.

Un punto importante para la aprobación de la paritaria fue la puesta en marcha de un programa de promoción de los y las ayudantes de cátedra, con un financiamiento inicial de 100 millones de pesos, que permitirá paulatinamente su ascenso al cargo de jefe de trabajos prácticos. Asimismo, se destaca la continuidad del programa de renta a los ad honorem y regularización de las y los docentes contratados, que contará con un financiamiento inicial de 150 millones de pesos.

Finalmente, otro punto destacado es la mejora del nomenclador de los cargos de preceptor y bibliotecario de los docentes de los colegios universitarios. “Más allá de lo salarial, que obviamente es lo central, estos puntos referidos a la promoción de ayudantes a JTP, la renta a ad honorem y contratados y la cuestión de los preuniversitarios, son para nosotros muy valiosos porque significa reconocer los derechos a las y los docentes de los cargos iniciales que han sido los que muchas veces terminaron siendo determinantes en tiempos de pandemia para sostener las actividades” destacó el secretario general de CONADU.

A falta del conocimiento de la inflación de diciembre, se contará con la revisión de febrero en caso de darse un incremento imprevisto, y a partir de marzo se inaugurará la paritaria 2021 teniendo en cuenta la inflación desde enero de ese año.