CONADU se mantiene en estado de alerta en defensa de la democracia

Desde CONADU repudiaron el accionar de un sector de la policía bonaerense que desplegó protestas intimidatorias en diferentes puntos de la Provincia de Buenos Aires, especialmente en las inmediaciones de la residencia del gobernador Axel Kicillof y de la residencia de Olivos, con efectivos armados y con la movilización de patrulleros y otros vehículos oficiales.

Denunciaron además la instrumentación de esta situación como parte de la estrategia de sectores antidemocráticos que intentan desgastar y condicionar a las autoridades legítimamente constituidas en la Provincia y en la Nación, en línea con las campañas mediáticas en favor de la desobediencia frente a las disposiciones del Gobierno para contener la expansión de la pandemia; los intentos opositores para frenar la acción parlamentaria; o las expresiones públicas que ponen en duda la continuidad institucional de la República.

La necesidad de contar con una recomposición de los salarios, deprimidos para todxs lxs trabajadores tras cuatro años de políticas de ajuste implementadas por los gobiernos de la Alianza Cambiemos, en una situación agravada por la pandemia, no habilita a cualquier metodología de protesta. Las fuerzas de seguridad tienen un conjunto de obligaciones particulares derivadas de su tarea y es inadmisible que las reviertan extorsivamente sobre el conjunto de la sociedad a cuya protección se deben en el marco del orden constitucional.]

Para la CONADU el presidente Alberto Fernández junto al Gobernador Axel Kicillof tomaron medidas que dieron una respuesta efectiva a este reclamo recuperando parte de la coparticipación.

Desde CONADU explicaron: “Nos mantenemos en estado de alerta, con el conjunto de lxs trabajadorxs y el movimiento popular, en defensa de la democracia”.