Condenaron a más de 22 años de prisión al policía que mató a George Floyd

El expolicía de Minneapolis Derek Chauvin fue condenado a 22 años y medio de prisión por el homicidio de George Floyd. 

El 25 de mayo de 2020, Chauvin y tres colegas arrestaron a Floyd, de 46 años, bajo la sospecha de que había pasado un billete falso de 20 dólares en una comercio de Minneapolis, ciudad del norte de Estados Unidos.

George Floyd fue esposado e inmovilizado contra el pavimento en medio de la calle. Luego, Chauvin se arrodilló sobre su cuello durante casi diez minutos, indiferente a las súplicas del detenido, que le decía «no puedo respirar», y de los testigos.

La escena que fue filmada con un celular y subida a las redes por una joven, rápidamente se volvió viral.

La pena máxima establecida por la ley de Minnesota era 40 años por homicidio en segundo grado, 25, por homicidio en tercer grado y 10, por homicidio involuntario, según la cadena de noticias CNN.

El juez Cahill había considerado que Chauvin había «abusado de su posición de confianza y autoridad», que había tratado a Floyd con «especial crueldad» frente a menores y que «cometió el crimen como grupo con la participación activa de al menos otros tres» uniformados.

Los fiscales le pidieron a Cahill que imponga una sentencia de 30 años, mientras que la defensa pidió libertad condicional y tiempo cumplido.

Según la ley de Minnesota, Chauvin tendrá que cumplir dos tercios de su condena en prisión (15 años) y será elegible para la libertad supervisada durante los otros 7 años y medio.