Congreso Internacional “La Universidad como Derecho: Perspectivas desde el Sur”

A 70 años de la supresión de los aranceles a los estudios universitarios en Argentina y en un contexto de avance global del proyecto neoliberal de mercantilización de la vida, la Federación Nacional de Docentes Universitarixs (CONADU) convocó a participar del Primer Congreso Internacional “La Universidad como Derecho. Perspectivas desde el Sur”, que se realizará el 05 y 06 de noviembre en la Universidad Nacional de Quilmes. Será un espacio de debate y posicionamiento político del estatuto de la educación y el conocimiento como un derecho humano personal y colectivo, y como un bien común y estratégico para el ejercicio de la soberanía, dirigido a la construcción de una alternativa democrática y emancipatoria.

Del Congreso participarán representantes de sindicatos de educación superior de distintas regiones del mundo: Alemania (GEW), Brasil (PROIFES), Canadá (CAUT), Chile (FAUECH), Colombia (ASPU), Palestina (PPU) y República Dominicana (FAPROUASD). En este marco, se presentarán los primeros resultados de la investigación sobre privatización y mercantilización de la educación superior en América Latina.

Algunxs de las y los panelistas confirmadxs son: Adriana Puiggrós, Ángelo Gavrielatos (Internacional de la Educación), Karina Batthyanny (CLACSO), Axel Didriksson (México), René Ramírez (Ecuador), Marco Antonio Rodrigues Dias (Brasil), Carmen Caamaño (Costa Rica), Gabriela Diker, Sandra Torlucci, Freddy Álvarez (Ecuador), Pablo Gentili, Graciela Morgade, Sandra Carli, Fernanda Saforcada, Lucía Trotta y Daniela Atairo.

Carlos De Feo, Secretario General de CONADU, explicó: “Vamos a debatir propuestas para la reconstrucción de una universidad coherente con los objetivos de la industrialización y el mejoramiento de las condiciones de vida de la población. Y se va a dar en la perspectiva de un nuevo gobierno en Argentina en el que vamos a tener el desafío de consolidar las bases de crecimiento y promoción de derechos que fueron desmantelados por el neoliberalismo, la mercantilización y las políticas conservadoras que gracias a la lucha y el voto popular frenamos en tan sólo cuatro años. Esto constituye un horizonte de esperanza, pero no sólo en nuestro país sino también en América Latina y en los países que van a estar representados en el Congreso, para volver a poner a la Universidad, la Ciencia y Tecnología y las Artes como un derecho inalienable de los pueblos, que permita producir conocimiento para el desarrollo de una sociedad más justa, democrática, igualitaria, feminista y latinoamericanista”.