Conicet: Un estudio demostró que la suspensión de las clases presenciales reduce significativamente los contagios

Investigadores del Conicet y de la Universidad de Buenos Aires realizaron un estudio en donde ratifican que la interrupción de la presencialidad escolar, contribuye significativamente a disminuir contagios de coronavirus.

«Ante un panorama ya previsible de expansión de los contagios, internaciones y fallecimientos -por razones estacionales, nuevas variantes virales-, el cierre temporario de los establecimientos educativos mostró ser una herramienta eficiente para la reducción de contagios en la Argentina», expresan en el informe más de una decena de científicos argentinos.

Los investigadores contabilizaron los casos totales de coronavirus desde el 6 de abril. De acuerdo a los gráficos del informe, tanto en el Conurbano como en el interior bonaerense y la Ciudad de Buenos Aires creció la curva de infectados por covid-19 pese a esa primera medida.

El 13 de abril, con la restricción en la circulación desde las 20 horas, los investigadores notaron que la curva de contagios se amesetó en un nivel alto.

Los científicos notaron que al aplicarse la virtualidad escolar en el Conurbano los cambios fueron notables: al 28 de abril, la cantidad de positivos de covid eran un 30 por ciento menos que los registrados el 22 de abril, fecha del inicio de las clases virtuales.

Mientras en el Conurbano se redujo un 30%, la cantidad de positivos de coronavirus, en la Ciudad solo cayó 3%. En CABA, Horacio Rodríguez Larreta no escuchó las opiniones de los expertos, ni se hizo eco del DNU decretado por el presidente.

Además de los números locales, los investigadores también relevaron distintos estudios extranjeros para conocer los impactos logrados por las medidas de restricción en la circulación.

Los investigadores citan un artículo publicado en The Lancet. El informe revela que con los cierres, el R se reduce; con las aperturas, el R aumenta.