Cortes de ruta y toma de municipios en Chubut en contra de la minería

La Legislatura de Chubut ratificó ayer el rechazo al tratamiento del proyecto de ley de Iniciativa Popular, que busca clausurar la Megaminería a cielo abierto en toda la provincia. Mientras tanto, la ley de zonificación minera sigue en órbita legislativa, solo frenada por las movilizaciones populares de asambleístas, vecinoxs y movimientos indígenas.

El nuevo revés para el pueblo chubutense desencadenó hoy en una serie de manifestaciones a lo largo y ancho de la provincia. Yago Miguens, integrante de la Asamblea de Esquel, habló en exclusiva con #LaGarcía: “Se realizaron cortes en la Ruta Nacional 3, Ruta Nacional 40 en la zona de la comarca andina, y tomas de los municipios de Esquel y Trévelin. Hay un descontento popular prolongado en distintos puntos de la provincia, y es por eso que el pueblo chubutense, la Unión de Asambleas de Comunidades y las asambleas socioambientales nos movilizamos y marchamos para que vuelvan a tratar nuestra Iniciativa popular”.

A través del artículo 39 de la Constitución nacional, y artículo 263 de la Constitución provincial, lxs ciudadanxs argentinos en general y del Chubut en particular tienen la posibilidad de presentar proyectos de ley que deberán ser tratados en un plazo no mayor a 6 meses. Para acceder a este mecanismo de democracia semidirecto, el proyecto debe contar con el aval del 3 % del padrón electoral provincial, distribuido en no menos de 6 distritos.

De esta manera, sin ser debatida y a contrareloj por el vencimiento del plazo, 13 diputadxs a favor del rechazo y 2 abstenciones hicieron caer la Iniciativa Popular respaldada en puño y letra por 30 mil chubutenses a través de la Unión de Asambleas de Comunidades, que por segunda vez en 7 años vieron cómo rápidamente los representantes de su provincia volvían a darles la espalda. En ambas ocasiones, claro, manchadas por el lobby minero.

En 2014, el diputado del PJ Gustavo Muñiz fue fotografiado recibiendo instrucciones por mensaje de texto de la empresa Yamana Gold, una de las mineras más grandes de Argentina en ese entonces. De igual manera, el año pasado se vivieron dos situaciones similares: por un lado, el diputado (hasta ese entonces del PRO) Sebastián López, fue filmado pidiendo coimas a los fines de hacerse cargo de las negociaciones entre mineras y políticos. Por otro, un audio atribuido a la diputada Leila Lloyd Jones, en el que acusaba a sus compañeros de la bancada Chubut al Frente (el partido del gobernador Mariano Arcioni) de recibir “10 millones de pesos” y “contratos”, para aprobar la ley de zonificación minera.