Crisis política en Perú

La vicepresidenta de Perú, Mercedes Aráoz, asumió ayer la presidencia interina con el apoyo de los parlamentarios opositores, en su mayoría pertenecientes al fujimorismo. Luego de que el presidente Martín Vizcarra, anunciara este lunes la disolución constitucional del Congreso, el mismo tribunal lo suspendió por un año al alegar «incapacidad». La decisión se tomó en una sesión en la que solo participaron 86 de los 130 parlamentarios que aceptaron la iniciativa del fujimorismo de declarar la «incapacidad moral del presidente de la República y su suspensión temporal».

Vizcarra anunció ayer en cadena nacional la disolución del Congreso Nacional, debido a que se negaron aplicar mecanismos democráticos y transparentes para la elección de magistrados de la comisión. «Ante la denegación fáctica de la confianza y respeto de la constitución política del Perú he decidido disolver constitucionalmente el congreso y llamar a elecciones de parlamentarios de la república, la decisión está dentro de la carta magna», indicó el mandatario.

Horas después de conocerse su disolución, el Congreso aprobó suspender de sus funciones a Vizcarra durante 12 meses por “incapacidad temporal”, al tiempo que juramentó a la vicepresidenta Mercedes Aráoz como “presidenta en funciones” del país en un nuevo ejemplo de la grave crisis abierta entre el gobierno y el Congreso.

Tras estos acontecimientos, los responsables de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional se reunieron con Vizcarra para mostrar “su pleno respaldo al orden constitucional y al presidente”. Hasta el momento, el presidente Vizcarra sigue en el cargo con el apoyo de las Fuerzas Armadas y la vicepresidenta Aráoz asume como primera mandataria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here