Cristina y Florencia

La precandidata a vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner viajará mañana a Cuba para visitar a su hija Florencia, quién realiza un tratamiento médico en la isla. La expresidenta fue autorizada por el Tribunal Oral Federal 2 para ausentarse por ocho días del proceso judicial en el que se investiga el supuesto direccionamiento de la obra pública en Santa Cruz.

El juicio estuvo en cuarto intermedio hasta hoy, día en que se reanudan las audiencias. La senadora de Unidad Ciudadana no asistirá porque participará de reunión con parlamentarios del Mercosur. Los jueces Jorge Gorini, Andrés Basso y Rodrigo Giménez Uriburu le dieron lugar al pedido de Cristina de no participar de las audiencias en caso de que se superpongan con sus actividades parlamentarias.

El sábado, la exmandataria estuvo en Chaco, donde presentó su libro “Sinceramente” junto al intendente de Resistencia, Jorge Milton Capitanich, y al gobernador de la provincia, Domingo Peppo. Entre ellos dos se definará la interna para ser el candidato a gobernador. Durante su charla, Cristina recordó a Néstor y habló de la campaña. «Para los que dicen que los políticos son todos iguales, tengo una frase antídoto: todos iguales no, con algunos la gente comía y con otros la gente no puede comer», indicó.

Además, se refirió al apagón del 16 de junio. «Pensar que convencieron a los argentinos de que tenían que pagar facturas de luz y gas siderales porque si no íbamos a terminar con un apagón como el de Venezuela», afirmó.