De Bolsonaro a perder la silla

La policía española reportó este miércoles la detención de un militar brasileño que transportaba una valija con 39 kilos de cocaína. El uniformado es miembro de la comitiva que transporta al presidente Jair Bolsonaro a Japón, donde tiene previsto participar de la cumbre del G20.

El hombre, de 37 años, fue arrestado en el aeropuerto de Sevilla en el marco de un control policial en la escala de su vuelo a bordo de un Embraer 190 que escoltaba al mandatario sudamericano. Bolsonaro, de hecho, tenía previsto hacer una parada en esa misma terminal, pero el Airbus 319 en el que viajaba finalmente hizo escala en Lisboa, para luego culminar trayecto en Osaka.

Tras el incidente, el juzgado de Instrucción Nº11 de Sevilla dictó la prisión preventiva contra el detenido, sobre quien pesan los cargos de delitos contra la salud pública. A propósito, Bolsonaro anunció a través de sus redes sociales que solicitó «al ministro de Defensa su inmediata colaboración con la Policía española para el pronto análisis de los datos, cooperando en todas las fases de la investigación».

«Esta mañana, el Ministro de Defensa me ha informado de la detención en Sevilla de un soldado aeronáutico que transportaba estupefacientes», indicó el Presidente brasileño, quien aprovechó para defender a lxs militares de su país: «Las Fuerzas Armadas tienen en su contingente alrededor de 300 mil hombres y mujeres entrenados en los principios más integrales de la ética y la moralidad. Si se descubre que el militar está involucrado en este delito, será juzgado y condenado de acuerdo con la ley», posteó en su cuenta de Twitter.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here