De carne éramos

El consumo de carne sigue cayendo como consecuencia de la crisis económica. Según un informe de la Cámara de la Industria y Comercio de Carne (Ciccra), promedió los 50,5 kilos por habitante por año en enero-mayo de 2019, una caída de 12,1% con respeto al mismo período del año pasado.

El consumo promedio alcanzó los 53,7 kilos anuales, una caída del 7,9 % interanual, uno de los niveles más bajos en los últimos 20 años.

Estos descensos se deben a los precios excesivos que tiene la carne. «El precio promedio de la hacienda comercializada a través del Mercado de Liniers descendió por tercer mes consecutivo. Tras los saltos de enero y febrero (14,1% y 13% mensual, respectivamente), en marzo, abril y mayo el precio promedio deshizo parte del terreno recorrido. A las bajas de 3% y 3,2% mensual de marzo y abril, en mayo se sumó una caída de 0,5%», indica el informe.

“En el caso de los cortes vacunos la suba acumulada en cinco meses llegó a 32,7%, en tanto que el pollo acumuló un aumento de 30,9% y el promedio de los cortes porcinos hizo lo propio en 30,7%”, agregaron desde la Cámara.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here