Demoras en las causas que impulsa Dolores Etchevehere

El presidente del Superior Tribunal de Justicia reconoció que la causa promovida por Dolores Etchevehere para que se investigue el vaciamiento de la empresa editora de El Diario ha sufrido demoras y que recién se reactivó a raíz del conflicto familiar que estalló por la ocupación de la estancia Casa Nueva.

El conflicto de la familia Etchevehere sigue dando tela para cortar y ahora ha sido el presidente del Superior Tribunal de Justicia (STJ), Martín Carbonell, quien aportó un ingrediente para la polémica al admitir las demoras en la tramitación de la investigación por el vaciamiento de Sociedad Anónima Entre Ríos, la empresa editora de El Diario.

El viernes pasado, un día después de que la justicia provincial dispusiera el desalojo de Dolores Etchevehere y los integrantes del Proyecto Artigas que permanecían en la estancia Casa Nueva, el juez de transición Carlos Ríos citó a prestar declaración a indagatoria a los hermanos Luis Miguel, Sebastián y Juan Diego Etchevehere y a la madre de ellos, Leonor María Magdalena Barbero Marcial; y al empresario santafesino Walter Grenón, a su hermana Viviana Grenón, que detentaban la mayoría accionaria en la empresa editora de El Diario; y a sus representantes Germán Esteban Buffa –sospechado de ser testaferro del ex ministro Pedro Báez– y Luis Alberto Guevara.

La denuncia del vaciamiento había sido impulsada por Dolores Etchevehere en el año 2013 y aportó una abultada evidencia, que incluye correos electrónicos donde representantes de los dos grupos empresarios que la propiedad de El Diario tramaban el reparto de inmuebles que hasta ese momento formaban parte de la empresa.

De allí surge que en abril de 2012 Grenón y los integrantes de la familia Etchevehere llegaron a un acuerdo por el cual cada parte retiraría inmuebles de SAER por un valor equivalente a su participación accionaria. El plan consistía en repartirse 18 propiedades de la empresa periodística entre las firmas Nexfin SA y Arroyo Ubajay SA, que integraba Grenón; y Construcciones del Paraná SA, cuyos únicos accionistas eran los Etchevehere.

La causa durmió durante años en los anaqueles del Juzgado de Transición Número 1 y vio pasar por el despacho a los jueces Pablo Zoff, Paola Firpo y ahora Carlos Ríos. Pero dio un giro hace unos días, en medio de la disputa desatada por la ocupación del campo.

Consultado al respecto, en una entrevista con el programa En el dos mil también (FM Litoral), Carbonell señaló que “había en los tribunales de Paraná una denuncia, que era de los años 2011, 2012 o 2013, que por el cambio en el sistema de enjuiciamiento penal cayó en un juzgado de transición y desarrolló toda su labor bajo el anterior sistema penal mixto y estaba un poco demorada; eso la verdad que hay que admitirlo” y agregó que “a raíz de que sale a la luz este nuevo problema, con los mismos actores, ha provocado una reactivación de aquella denuncia e investigación”.

Crédito y fuente: Página Judicial