Donde gobierna el PRO se ataca la escuela pública

La comunidad educativa de la Escuela de Arte 1 «Gustavo Chertudi” de San Antonio de Areco denunció al intendente de Cambiemos, Francisco Ratto, por el desalojo irregular del edificio al utilizar la pandemia como pretexto. Indicaron que el Ejecutivo municipal los sacó de su espacio en la Fundación Laplacette, una vieja casona donada a la ciudad con la condición de ser usada solamente como escuela, para ser utilizado como anexo del hospital. En marzo, trabajadorxs y alumnxs colaboraron con la readecuación momentánea del lugar a raíz de la Emergencia pero finalmente Ratto presentó un proyecto para sacarlos del lugar. El edificio estaba en comodato por 20 años, desde el 2012 hasta el 2032, sin embargo decidieron mudar la escuela definitivamente y sin consultarlo con la comunidad.

El profesor Federico Mercado calificó a la situación como “una gran estafa”. En diálogo con La García, el docente sostuvo que “todo fue una gran mentira” porque les pidieron el edificio con la excusa de la pandemia y después se lo quitaron a través del “cuento del tío”. “El intendente aprovechó los súper poderes que se adjudicó por la pandemia que le permitía sacar muchas cosas por decreto, una de ellas era la disposición de inmuebles. La mayoría automática que tiene Juntos por el Cambio en el Concejo Deliberante votó esos súper poderes y a los días sacaron un proyecto para dar de baja el comodato”, explicó Mercado.

Desde la Escuela denunciaron el deterioro de parte del patrimonio artístico. Entre otras obras, la destrucción de un mural sobre Educación Sexual Integral en un espacio junto el baño de mujeres, proyecto en el que se había estado trabajando todo el año pasado. “Numerosas veces presentamos reclamos y pedidos de información acerca de la situación del edificio y su patrimonio pero no fuimos escuchados. Tampoco se concretó la firma, por parte del Municipio, del pedido de uso de nuestro edificio mientras dure la cuarentena. El día 5 de Junio, nos enteramos que el comodato que nos habilitaba a estar en el edificio fue revocado. A cambio nos ofrecen diseminarnos en diferentes sedes a corto plazo, mientras que a largo plazo sólo proponen soluciones parciales”, indicaron a través de un comunicado.
“Nos quitaron el edificio mediante una mentira, sin mediar diálogo. Después de 80 días nos atendieron y nos ofrecieron construir y hacinarnos en el fondo. Eso nos obliga a desmembrarnos y es perjudicial para la escuela”, agregó Mercado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here