El abogado de Cristina calificó de «tribunero» el fallo del juez Bonadío

El abogado de Cristina Fernández, Carlos Beraldi, rechazó el procesamiento con prisión preventiva dictaminado por el juez Claudio Bonadío y advirtió que el fallo carece de elementos probatorios, puesto que se basa en declaraciones de personas que «dicen que les dijeron tal cosa».

En tanto, Beraldi reveló que, según consta en el expediente, el financista Ernesto Clarens negó las supuestas vinculaciones que lo unirían a la senadora. De hecho, el letrado mencionó parte de la declaración del empresario, que indicó: «Resulta una hipótesis falaz que se me atribuya haber intervenido en el manejo de fondos de terceros involucrados en los hechos, en particular Néstor Kirchner, Cristina Kirchner y/o Daniel Muñoz».

«En el caso específico de Cristina Kirchner son apenas diez carillas, donde vuelven a transcribir todo de nuevo y donde las supuestas acusaciones que se citan son declaraciones de personas que dicen que otras personas les dijeron o  que otros les contaron pero no hay ninguna referencia concreta de que la doctora Kirchner recibió algún tipo de soborno o coima», explicó en declaraciones al canal C5N.

Asimismo, Beraldi volvió a criticar al juez Bonadío por no cumplir «con ninguna norma procesal». «Estos no son arrepentidos, son ventrílocuos a los que se les presenta la opción de quedar presos o irse a la casa». Al mismo tiempo, señaló que los testimonios son «declaraciones que no tiene ningún valor».

En este sentido, el abogado relativizó las declaraciones de José López, que según trascendidos periodísticos habría declarado que el dinero que transportó en los bolsos dejados en un monasterio de General Rodríguez pertenecerían a CFK: «Si una persona primero dice una cosa, después otra y después otra no puedo darle ningún valor», retrucó Beraldi.

Durante la mañana del martes, en una entrevista brindada a la radio La Red, Beraldi sostuvo que «es innegable que el proceso tiene naturaleza política» y anunció que apelará el fallo de Bonadío. «La prueba es tan endeble que no se puede considerar si existió (delito) o no. Si hubo procesos de corrupción deben ser sancionados», aseveró, al tiempo que calificó al fallo como «tribunero».