El abogado para defender a Ramos Padilla

El juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, informó este martes a la Comisión de Disciplina y Acusación del Consejo de la Magistratura que Juan María Ramos Padilla será su abogado defensor frente al avance de la presentación que el representante de Ejecutivo, Juan Bautista Mahiques en ese organismo. La investigación, instruida por el diputado macrista Pablo Tonelli, apunta a una supuesta pérdida de la imparcialidad del magistrado en la causa que investiga la red paraestatal de espías integrada por el falso abogado Marcelo D’Alessio.

Momentos después de su designación, el flamante defensor del juez de Dolores, envió al senador Miguel Pichetto, que preside la Comisión de Disciplina, un escrito en el que reclamó la entrega de las pruebas recopiladas para poder ejercer el derecho a la defensa, y recordó que cuando Ramos Padilla lo solicitó en su comparecencia ante el Consejo, esa información le fue negada por órden de Claudio Bonadío. «Tal cuestión fue señalada por el Dr. Alejo Ramos Padilla, quien señaló en forma manuscrita que se pusiera a su disposición la totalidad de la prueba para ejercer debidamente su defensa y se suspendan los plazos hasta tanto ello ocurra», se indica en la presentación.

En tanto, Juan María Ramos Padilla advirtió «la posbile «violación de la Constitución Nacional, Pactos Internacionales de Derechos Humanos y la afectación de principios fundamentales del Estado de Derecho debido a la utilización de escuchas obtenidas en forma irregular con la complidad de funcionarios públicos». «Resulta irónico que se le niegue a mi defendido en el propio Consejo de la Magistratura el acceso a la prueba para ejercer nada más ni nada menos que el debido derecho de defensa, cuando a diversos periodistas les resulta llamativamente más sencillo obtener tal material clasificado mediante la ley de Inteligencia 25.520», agregó.

Asimismo, desde la defensa del magistrado de Dolores pidieron «determinar urgentemente cómo es que pudo filtrarse a la prensa un material tan altamente clasificado» y alertaron que al negarle el acceso a las pruebas se obliga al denunciado «a tomar un conocimiento parcial y sesgado de la acusación por vía de los medios de prensa, donde el material supuestamente clasificado es continuamente filtrado».

En este contexto, Juan María Ramos Padilla reclamó que «se coloque a esta parte en condiciones de ejercer su ministerio y, en consecuencia, se haga la entrega de la totalidad del material probatorio aunado en los actuados, sin generarse nuevas restricciones y postergaciones de defensa». Además, instó a que «se haga entrega de la versión taquigráfica mediante la cual se dispuso la apertura del procedimiento de remoción» de la sesión realizada el 28 de mayo pasado, y «se suspendan los plazos procesales hasta tanto no se garantice el pleno acceso a la prueba».