El Gobierno actualizará el protocolo de aborto no punible

El ministro de Salud, Ginés González García, anunció este jueves que el Gobierno actualizará el protocolo de aborto no punible, tras la escandalosa maniobra de Mauricio Macri a favor de los grupos antiderechos. El funcionario adelantó que en las próximas horas se publicará una resolución en el Boletín Oficial y que mantendrá reuniones con los ministros provinciales para trabajar sobre la adhesión de cada uno de los distritos a la guía de procedimientos.

El anuncio del ministro se realizó tras una reunión que encabezó el presidente Alberto Fernández y en la que también participó la ministra de las Mujeres, Elizabeth Gómez Alcorta. Según explicó Gines, el Protocolo «ha sido actualizado y seguirá siendo actualizado», y en esta ocasión «describe cómo se debe proceder desde el conocimiento, qué deben hacer los equipos de salud, cuál es el abordaje del equipo, cuál es la evaluación médica que se tiene que hacer y cuál es el procedimiento para la interrupción del embarazo».

«Iniciamos un camino que es el de aplicación de la ley y creemos que va a haber algunas organizaciones antiderechos que van a cuestionar. Nosotros estamos dando un instrumento sanitario para que se cumpla la ley y los derechos de las personas que lamentablemente están en situación de Interrupción Voluntaria del Embarazo», agregó.

Respecto a la objeción de conciencia, Ginés sostuvo que «no puede ser una coartada para que no se cumpla la ley» y aclaró que el nuevo Protocolo «respeta respeta la objeción pero no puede quedarse sin respuesta institucional». «Lo que nosotros no queremos es que esto se convierta en un combate. No es un combate ni un búsqueda de votos ni una decisión que se toma para ganar una elección. Esto claramente es cómo se ejercita un derecho y cómo se cumple con la ley», explicó.

En este sentido, la directora del Centro de Estudios de Estado y Sociedad, Mariana Romero, especificó que «este Protocolo está hecho en base a los mismos estándares que maneja la Organización Mundial de la Salud» y reiteró que «la normativa argentina no establece un límite de edad gestacional» para la interrupción del embarazo. Asimismo, detalló que «el Protocolo da lugar a la objeción de conciencia, pero las instituciones y particularmente las instituciones públicas somos responsables de prestar los servicios en el marco de la ley» y deben practicar el aborto no punible «en 10 días».