El Gobierno busca que la fuga de capitales deje de ser delito

El viernes pasado el gobierno de Mauricio Macri envió un proyecto de reforma de la Carta Orgánica del Banco Central al Congreso en el que se propone derogar la Ley 19.359 sobre régimen penal cambiario por lo que la fuga de capitales dejaría de ser un delito. Así lo indicó el Centro de Investigación y Prevención de la Criminalidad Económica (Cipce).

“En uno de los últimos artículos, el art. 40, se busca eliminar el régimen penal cambiario, es decir que cualquier fuga de capitales deja de ser delito. En el proyecto se argumenta que esta reforma es necesaria porque «La experiencia recogida respecto de la aplicación de esta Ley (la 19.359 que se busca derogar) no ha sido positiva»; ¿pero eliminar el delito es la solución?”, se preguntaron desde CIPCE.

Según el instituto, si la ley es sancionada, “cualquier causa penal donde actualmente se esté investigando la fuga de capitales a paraísos fiscales o el lavado de dinero que provenga de estas maniobras se cerraría automáticamente, porque ya no sería delito”.

“En definitiva, es funcional no solo al empresariado y los funcionarios/as que fugan capitales de manera ilícita, sino también a toda la red de instituciones que gestionan el mercado offshore: bancos, firmas de auditoría y contabilidad, estudios de abogados/as y contadores/as, etc”, escribieron en Twitter.