El gobierno de la Ciudad quiere que Nación cambie la forma de asignación de vacunas

El ministro de Salud de la Ciudad de Buenos Aires, Fernán Quirós, pidió cambiar la asignación de partidas de vacunas de acuerdo a la cantidad de personas que integran grupos de riesgo y no por la población general que tiene cada jurisdicción.

«La Nación ha tomado una decisión de distribución basada en la población general cuando la vacuna se aplica a grupos de riesgo y los grupos de riesgo no son proporcionales en todas las jurisdicciones. Todo el mundo sabe que la Ciudad de Buenos Aires tiene una carga de trabajadores de la salud muy superior al promedio de la Argentina y tiene una pirámide poblacional mucho más envejecida», expresó.

El titular de la cartera sanitaria porteña estimó que en la medida en que se acelere la llegada de más vacunas al país la Ciudad podrá completar la vacunación de las personas de riesgo en dos meses ya que hasta el momento sólo se llegó a inmunizar al 10% de ese grupo.

Por otra parte, Quirós , explicó que el Gobierno porteño no tiene «quejas” respecto a la vacunación, sino que creen que “se puede mejorar, para que todas las personas de riesgo tengan la oportunidad de llegar a la vacuna en un tiempo similar».

Más allá de las explicaciones de Quirós, lxs trabajadorxs de la salud están preocupadxs porque aún no se completó la vacunación en el sector. Hoy murió por COVID-19 Carlos Sereday, jefe de Cirugia Plástica del Hospital de Quemados. Tenía 66 años y no estaba vacunado.

La Asamblea Permanente por el Derecho a la Salud de CABA informó que el primer grupo del personal de salud, compuesto por 24.300 profesionales, se habría inmunizado en un 100 % con ambas dosis.

Para el resto del personal, había disponibles 92.300 primeras dosis. De esas vacunas solo las obtuvieron 50.778 trabajadorxs de la salud, quedando pendiente aún 41.522.

«¿Cómo se ha establecido el número de voluntarios, ya que no se ha instaurado un registro único transparente y equitativo?» , se preguntan desde la Asamblea Permanente por el Derecho a la Salud de CABA.

En este grafico por edades se ve como se usó el sistema público para vacunar a mayores de 80 años, cuando quedarían mas de 40.000 trabajadorxs de salud de CABA aún sin vacunar

Por otra parte, Angélica Graciano, Secretaria General de CTERA, expresó que el Gobierno de la Ciudad repartió a otros grupos las vacunas que eran destinadas a los docentes.