El Gobierno multó a ATE

El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, impuso una multa de más de $220 mil al gremio de trabajadores estatales por una supuesta violación de la conciliación obligatoria ocurrida en julio de 2015. Desde ATE indicaron que apelarán la sanción, a la que calificaron como «un mecanismo de disciplinamiento y subordinación» de organizaciones opositoras.

En declaraciones consignadas por el diario Página/12, el titular de ATE, Hugo Cachorro Godoy aseguró que la penalización impuesta por Triaca «hay que inscribirla en un marco mayor: las recientes multas contra Camioneros y Suteba, el intento de la semana pasada de impedir las elecciones de la CTA Autónoma, las intervenciones del sindicato del personal jerárquico de Ferrocarriles y de los judiciales de Mendoza, el no reconocimiento de la elección de autoridades de la Federación de los Aceiteros y de los azucareros de la Regional Noroeste».

Según el mismo medio, el conflicto ocurrió entre mayo y julio 2015, por un reclamo pendiente, del año anterior. Los trabajadores del Senasa habían reclamado en 2014 un aumento de sueldos y el pase a planta permanente de los contratados, entre otras reivindicaciones. Ante la falta de respuesta de las autoridades del organismo decidieron convocar un paro de 96 horas, del 4 al 7 de mayo de 2015. Trabajo dictó una primera conciliación obligatoria, que el gremio acató, pero dos meses más tarde, en julio, ante el fracaso de las negociaciones ATE llamó a un segundo paro, en esa ocasión de diez días. La cartera laboral recurrió otra vez a la conciliación pero el sindicato la desconoció «porque no se puede dictar dos conciliaciones en un mismo conflicto». Además denunció que el ministerio no había hecho ningún esfuerzo en el período de conciliación para llegar a un acuerdo. El paro se cumplió, forzó la apertura de una mesa de diálogo y el 22 de julio de 2015 fue firmado el acuerdo entre las partes.

La sanción de Triaca no es nueva, puesto que se aplicó en las últimas semanas contra el sindicato de Camioneros, al que se multó por más de $800 millones, y contra los maestros del SUTEBA, a los que se les impuso una pena de $660 millones.