El Macho Casal

El Sindicato de Trabajadorxs Judiciales (SITRAJU) denunció que el procurador interino Eduardo Casal desvirtuó un pedido del gremio del año 2017 y lo usó como maniobra para hostigar y disciplinar a la fiscal Gabriela Boquin. En diálogo con La García, adelantaron que pedirán juicio político contra el funcionario puesto por el gobierno de Mauricio Macri tras la salida de Alejandra Gils Carbó.

La fiscal que investiga la causa por la deuda del Correo Argentino sufrió violencia de género por parte del titular interino del Ministerio Público Fiscal, quién la llamó por teléfono el miércoles a las 21 horas para advertirle que le haría un sumario. En la madrugada siguiente, a las 3 de la mañana, Boquín recibió la notificación, medidas que no son habituales. Ante esto, el Colectivo de Mujeres del Derecho repudiaron la persecución e indicaron que se trata de un indiscutible acto de violencia de género.
El sumario administrativo contra la titular fiscal general ante la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial fue emitido el 29 de julio y lleva la firma de Casal. En el texto se hace referencia al caso de Nieves Calzia y se indica que “el destrato y el clima hostil generado por la fiscal Gabriela Boquín le había provocado un cuadro de estrés laboral con síntomas de mareos, temblores y descompensaciones, por lo que en un primer momento solicitó licencia médica y luego un traslado a otra dependencia”. Además, hace mención a una presentación efectuada por Sindicato de Trabajadores Judiciales, “en la cual dos de sus secretarios generales solicitaron que Calzia no regresara a prestar servicios en la fiscalía”. Sin embargo, desde el gremio denunciaron que el procurador malinterpreta los hechos para intentar apartar a Boquín de la causa del Correo.
El secretario adjunto de SiTraJu, Demetrio Iramain, indicó que el Casal los usó “descaradamente” y que iniciarán un juicio político por malinterpretar de manera deliberada la presentación del gremio. “La nota nuestra pidiendo que una trabajadora no sea enviada a la fiscalía de Boquín porque ya habían tenido conflicto antes es de abril de 2018. En base a eso, Casal dice que hay que hacer un disciplinario a la fiscal porque la empleada no quiere ir por maltrato. Nada de eso denunciamos nosotros. Simplemente, como lo hacemos en decenas de casos, nosotros le pedíamos a Casal que no envíé a la trabajadora ahí para evitar un conflicto. Esa fue la excusa que usó el procurador ”, explicó Iramain a La García.

En agosto del 2019, el sindicato envió un comunicado formal a la Procuración en el que aclara que “nunca jamás denunció a la fiscal Boquín” sino que por el contrario, intentaron “prevenir una situación que podía resolverse fácilmente”. Además, pidieron que esa aclaración se incorpore en el expediente contra Boquin. Sin embargo, y a pesar de tener conocimiento de esto, Casal usó la nota para amedrentar a la fiscala. “También, al estar citados, pedimos ser parte de ese expediente y que nos den vista para hacer los descargos que sean necesario. Nada de esto ocurrió. No nos citan porque no les convenía. Eso es lo que vamos a exponer ante la Bicameral y vamos a pedir juicio político por esto. Estamos viendo si no corresponde la denuncia penal por falsedad ideológica. Interpreta malintencionadamente, con un espíritu totalmente diferente al nuestro una presentación de SiTraJu”, adelantó.

MP-0178-2020-001 (1)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here