El Partido de los Trabajadores expresó su preocupación por la seguridad de Lula

La presidenta del Partido de los Trabajadores de Brasil, Gleisi Hoffmann afirmó que teme “por la integridad física del presidente Lula” luego de la asunción de Jair Bolsonaro, a quien responsabilizó por lo que pudiera pasarle al exmandatario en su cautiverio.

A través de una conferencia de prensa que brindó junto a otrxs dirigentes del partido en Curitiba, donde Lula permanece detenido desde el pasado 7 de abril, Hoffman dijo que desde el PT “creemos que tras la toma de posesión de Bolsonaro se va a recrudecer este sistema policial”. “Con Sergio Moro como ministro, va a ser un sistema de persecución”, añadió.

Ayer, luego de que Marco Aurelio Mello ordenara excarcelar a los detenidxs con condenas en segunda instancia, como Lula, el titular del Supremo Tribunal Federal decidió dejar sin efecto esa medida cautelar. “El ministro Dias Toffoli sufrió una presión consistente, muy grande”, sostuvo Hoffmann, quien denunció que el juez fue presionado por los medios como Globo News, de jueces y fiscales vinculados a la causa del Lava Jato y por parte de representantes del ejército.