El Pichetto por la boca muere

El candidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio, Miguel Ángel Pichetto,dijo que el arzobispo de Salta, Mario Antonio Cargnello «dice tonterías». El senador peronista rechazó las declaraciones del sacerdote con respecto a la pobreza y dijo que en Argentina “hablar de hambre, del concepto famélico” le parece “una exageración”.

Pichetto se refirió a la misa por Fiesta de la Virgen del Milagro, el domingo pasado en Salta, en la que el arzobispo Cargnello le dijo a Macri : “Llévate la cara de los pobres”. El senador rionegrino afirmó que el religioso «carece de la diplomacia vaticana y es un hombre poco inteligente”. “La pobreza en Salta también es estructural y de larga data, la gestualidad que tuvo con el Presidente fue incorrecta, estos gestos demuestran poca prudencia, la conducción del episcopado y algunos obispos sobreactúan para quedar bien con el Papa y el Papa no les pide tanto», dijo Pichetto en diálogo con Desde el Llano en TN.

“La parte episcopal está jugando el juego (electoral) y cree que Macri es el demonio y está en contra de los pobres cuando este Gobierno ha dado más plata y más ayuda social a costa de la clase media a la cual ha descuidado», agregó.

Con respecto al aumento de la pobreza y la ley de Emergencia Alimentaria, Pichetto sostuvo que «hablar de hambre, del concepto famélico», le parece «una exageración». “Si ven hambre que denuncien dónde. No hay hambre en la Argentina”, indicó.

“Este gobierno ha dado más plata y más ayuda a social a costa de la clase media, a la que ha descuidado. El sujeto que falta es el que trabaja, la clase media, los trabajadores, los que se levantan cada mañana para ir a trabajar. Para esos no hay nada, ese sector tiene que mantener a un montón de gente que no trabaja”, agregó el compañero de fórmula de Mauricio Macri.