El precipicio del presupuesto universitario

Un informe del Institutuo de Estudios y Capacitación de la federación docente de la Conadu da cuenta del ajuste sufrido por las universidades nacionales entre 2015 y 2019. El estudio señala que las principales causas de la caída en la inversión pública en el sistema educativo superior son “principalmente el retraso del presupuesto universitario frente al proceso inflacionario y la subejecución de las partidas disponibles, pero también la reducción del financiamiento a universidades proveniente de convenios con organismos públicos”. Si no se amplía el presupuesto vigente, el ajuste acumulado por inflación llegará al 72 por ciento.

Bajo la presidencia de Mauricio Macri, el presupuesto de las universidades nacionales cayó en su participación en el PBI, cayó en su participación en el presupuesto total y también cayó con respecto a los índices de inflación. A la vez, dentro de las partidas destinadas a las universidades, una porción cada año mayor debe dirigirse a salarios y gastos de funcionamiento, mientras disminuye la capacidad para sostener planes de desarrollo y de infraestructura. Entre 2015 y lo que va de 2019 se verifica, además, una caída continua en la cantidad de becas para estudiantes universitarios.