Entrenamiento extremo en la Policía de La Rioja

El Secretario de DDHH de la Provincia de La Rioja acompańó a los familiares con un equipo de abogados para realizar una denuncia penal en la Fiscalía. Delfor Brizuela también intercedió ante el gobernador Sergio Casas para permitir que un médico neurólogo pueda controlar la evolución del estado de salud de los internados en el Hospital Vera Barros.

El funcionario afirmó que “la formación en la escuela de cadetes no tiene que ser violenta y agresiva. Necesitamos una policía no militarizada y no violenta”.

El martes, doce aspirantes terminaron internados tras ser sometidos a ejercicios físicos por largas horas, a altas temperaturas y sin hidratación.