¿Es momento de pedirle autocrítica a Evo?

Por Jorge Alemán

Al diario El País le gustan las posiciones equidistantes. En esta ocasión la líder feminista María Galindo afirma que Evo Morales «no es el dueño de las conquistas sociales en Bolivia». En esto coincido plenamente, siempre pensé que en todo caso era un emergente de las mismas y no su dueño. Pero a continuación la líder habla de una tercera vía, ni Evo ni el golpe, y a continuación le exige una «autocrítica» a Evo. ¿Desde qué lugar podría Evo realizar su propia autocrítica? Pido disculpas por mi perplejidad, pero nunca había visto que en el mismo momento que un presidente fue derrotado y le fue impuesto el exilio se le demandé una autocrítica. ¿De qué modo sería operativa esa autocrítica si la hace alguien que perdió todos sus derechos? Lo cierto es que el terrible escenario del golpe en Bolivia ( que María Galindo admite ) se va metamorfoseado en la prensa occidental hegemónica en los fatales errores de Evo, esos que ahora debería asumir desde un exilio implacable. Prefiero mantenerme en la idea de que María Galindo, en tanto líder feminista, no es funcional a la derecha y su perspectiva se mantiene en una lógica emancipatoria. Pero ante el feroz ataque patriarcal y racista que asola a Bolivia y que recién comienza. ¿Que es lo que se intenta obtener reforzando la caída de Evo con esta exigencia?

Seguramente María Galindo ve en ciernes un nuevo movimiento social que superará tanto al golpe de Estado y al «machismo autoritario de Evo”. Puede ser, y ojalá sea así, pero merecería ser debatido seriamente e incluso discutir porqué cierta prensa que hizo todo lo posible para la caída de Evo esté ahora tan interesada en estos debates.

1 Comentario

  1. Herida->símbolo->necesidad
    Si bien se pueden construir tres relatos diferentes por separado, el sentido y la intención original es igual en todos. Un enlace empático sellado protege ante el sufrimiento aunque su campo de gravedad insufla su matiz en el pensamiento, el humor y la conducta. La responsabilidad está sujeta a este conocimiento y resolución anímica, propia y nuestra, es el precio de la libertad. Sin embargo existen otras percepciones de auto consciencia y responsabilidades que debemos considerar para el sistema educativo y que van más allá de la ideología o el género.

Comments are closed.