Escuchas ilegales: «Carrió recibió las transcripciones y generó maniobras para duplicar la causa”

Los abogados Alejandro Rúa y Graciana Peñafort pidieron que se llame a indagatoria a Elisa Carrió. Denuncian que la exdiputada de Juntos por el Cambio tuvo acceso a transcripciones ilegales hechas desde un sector de la AFI y que fueron utilizadas para cubrir a la banda de Marcelo D’Alessio.

En diálogo con La García en La Patriada, Alejandro Rúa expresó: «Carrió recibió estas transcripciones y generó una maniobra de duplicación de causas. Y una investigación que ya estaba en manos de otro juez, quedó en las manos de Bonadío”.

“En Lomas de Zamora se va a avanzar en una ronda de indagatorias por el espionaje ilegal del macrismo, en las cárceles federales”. “Allí se desplegó una maniobra, que hoy ya está probada la ilegalidad de intervención y escucha ilegal de los teléfonos públicos de los pabellones donde estaban los presos políticos”, afirmó Rúa.

Para los abogados, Elisa Carrió usó escuchas producidas ilegalmente en el penal de Ezeiza para frenar el avance de la investigación que tramitaba en el juzgado federal de Dolores a cargo del juez federal Alejo Ramos Padilla.

“Por esas escuchas han sido llamados a prestar declaración indagatoria diversos funcionarios del área de asuntos jurídicos de la AFI”. “A los que también se les atribuye haber hecho transcripciones de las conversaciones y luego haberlas filtrado como una maniobra de cobertura de la organización delictiva de la que formaba parte el espía D’Alessio”, expresó Rúa.

En diálogo con La García en La Patriada, Alejandro Rúa afirmó que el pedido al juez de Lomas fue “que se ampliara esa ronda de indagatorias» a otras de las personas involucradas en el tramo de la filtración. “Carrió recibió estas transcripciones, lo que generó una maniobra de duplicación de causas. Y una investigación que ya estaba en manos de otro juez, quedó en las manos de Bonadío”, ratificó Rúa.

Además, sobre Carrió, agregó: “Lo hizo para poder ensuciar el caso que se llevaba adelante en el juzgado general de Dolores”.

“Eran las transcripciones que ilegalmente hacia la AFI de las conversaciones de los presos políticos a través de los teléfonos públicos de los pabellones, donde estaban alojados ”, expresó el abogado de Boudou.

Por otra parte, Alejandro Rúa, expresó que “no pedimos que nadie vaya preso”. Además, agregó: “No solo fui víctima del espionaje, sino que además, represento a otras personas que también fueron victimas”.

Por último, en diálogo con La García en La Patraida, Alejandro Rúa afirmó: “El juez debe ver si llama o no. Sino seguiremos juntando y enviando pruebas”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here