ESTADOS UNIDOS: un día de película

REUTERS/Leah Millis

El congreso de los Estados Unidos certificó la victoria de Joe Biden en los comicios presidenciales.

Fue después de los sucesos de ayer donde el país del norte estuvo conmocionado por la toma del Capitolio y caos en Washingthon con las manifestación pro Trump que dejaron un saldo de cuatro muertos y al menos 15 heridos.
En el día de hoy los legisladores norteamericanos retomaron la sesión que debía expedirse sobre el resultado de las elecciones. La Cámara de Representantes y el Senado certificaron que Donald Trump no seguirá en el poder.

La sesión conjunta de la Cámara de Representantes y el Senado confirmó que Biden y la vicepresidenta electa, Kamala Harris, superaron la barrera de los 270 votos con un total de 306. Joe Biden asumirá su cargo a partir del próximo 20 de enero. El Congreso de los Estados Unidos ratificó la victoria del presidente electo después de que partidarios de Donald Trump tomaran durante horas la sede del Capitolio y forzaran la postergación de la sesión bicameral. El proceso se realizó con la nación en alerta y la ciudad de Washington bajo un inusual toque de queda decretado tras los disturbios.

El vicepresidente estadounidense, Mike Pence, estuvo encargado de presidir la sesión y declaró que la ratificación del Congreso debería considerarse «suficiente» para aceptar el triunfo del binomio demócrata. También condenó los hechos de violencia de los partidarios de Trump que forzaron a los legisladores a buscar refugio dentro del edificio.

El martes temprano, el presidente Trump había presionado a través de su cuenta de Twitter a Pence y a sus compañeros republicanos para que desconocieran el triunfo de Biden en el Colegio Electoral.

El líder de los republicanos en el Senado, Mitch McConnell, aseguró en la reanudación de la sesión que la Cámara «no se dejaría intimidar». «Intentaron perturbar nuestra democracia y fallaron», dijo.

Finalmente, luego de uno de los días más oscuros de la historia de Estados Undios, Donald Trump aceptó la decisión del Congreso que ratificó la victoria de Joe Biden y prometió una «transición ordenada».

«A pesar de que estoy totalmente en desacuerdo con el resultado de las elecciones, y los hechos están de mi lado, sin embargo, habrá una transición ordenada el 20 de enero», dijo Trump en un comunicado compartido desde la cuenta de uno de sus principales asesores, Dan Scavino. La reacción de Trump llegó a través de la cuenta de Scavino porque la cuenta de Twitter del propio presidente saliente fue suspendida temporalmente, debido a unos mensajes en los que el mandatario justificó la toma del Capitolio por parte de sus simpatizantes.