Estamos peor

La industria cayó 9,8 % en los primeros cinco meses de 2019 y la construcción un 8.9 % en el mismo período. Así lo determinaron los informes del índice manufacturero y de la actividad de la construcción publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censp (INDEC). En cuanto a la variación interanual, la industria mostró una caída de 6,9% con respecto a mayo del 2018, mientras que la construcción tuvo un descenso del 3,4% y acumula nueve meses de índices negativos.

Los insumos para la construcción también mermaron su venta en relación a 2018: 42,3% en asfalto; 25,3% en placas de yeso; 22,8% en artículos sanitarios de cerámica; 16,0% en pisos y revestimientos cerámicos; 13,4% en mosaicos graníticos y calcáreos; 10,7% en pinturas para construcción; 9,1% en hierro redondo y aceros para la construcción; 7,8% en cales y 4,6% en ladrillos huecos.

Con respecto a la industria, algunos rubros registraron en mayo derrumbes interanuales superiores al 20%: la fabricación de automotores y de muebles. La industria textil, por su parte, cayó 15% mientras que la de metal y maquinaria fue de 10%. Los rubros con declives más leves fueron la industria minera, alimenticia y petrolífera.

1 Comentario

  1. Los medios y entelequias dirigen la voluntad del ser, es el reflejo real del estado de soberanía individual de un pueblo sobre su mente-cuerpo. Al no haber ese principio de plenitud en la mayoría habrá egocentrismo, que es comunicación interferida por las formalidades, convenciones, reglas, leyes, objetos de poder, contenido de la memoria, devaluación humana. El director no puede no saber como funciona su vehículo y su contenido, ante este desconocimiento siempre será presa de sus automatismos dirigidos desde sus interpretaciones lógicas y aparentes, aunque sea un prodigio de alguna parcela de concocimiento científico o técnico.
    Es de muy fácil observación como la creatividad se manifiesta bajo cualquier estado de consciencia y que hoy se tiende a justificar la falta de consciencia en sus frutos y artilugios. Para pensar en el nosotros se necesitan de más parámetros y de más inteligencia, es obvio que existe una proporción entre consciencia e inteligencia, también es de muy fácil verificación de lo que se establece como una conducta consciente en un error, cuando siempre es inconsciencia, aunque sea una simple decisión racional y amparada por el mecanismo legal que crea un daño colectivo. La patología no solo alcanza al juzgado.

    La organización política o de cualquier tipo tiene que tener como fin su disolución cuando cumpla su objetivo de asimilación de los principios en la sociedad, que por otra parte, esas bases no tienen pertenencia exclusiva de una organización, en cambio, si lo que se quiere es perpetuar la organización, también lo harán los factores que la pusieron en su lugar y que al mismo tiempo promueven la no soberania en la dependencia de manera inconcsiente. la lógica opresor-oprimido, referencias que se heredan de manera activa para ser reproducidas y constatar el punto de inicio. recreando el mundo colectivamente cuando debería ser un estadío de constatación personal usando la referencia pasivamente.
    ¿Por qué se pelea por un derecho que existe mediante una organización intermediadora y se establece el principio constante de lucha todos los años? ¿Qué es esa creencia intermedia que se impone ante lo establecido?

    No es necesario constatar que matar es malo sino de constatar el proceso anímico que lo promueve y las lógicas que utiliza, lo que está en el inicio se encuentra en cualquier punto del desarollo y lógicamente en su fin, más, si algo tiene fin es que se puede cambiar siempre la trayectoria, la atención y el estado, por lo tanto la salud y el orden.

Comments are closed.