Esteche absuelto

El dirigente social Fernando Esteche fue absuelto este jueves por el Juzgado Correccional Nº1 de La Plata en la causa en la que se lo investigaba por presunta «apología del crimen» en base a un pronunciamiento en contra de las políticas de ajuste aplicadas por Mauricio Macri. Sin embargo, continuará detenido en el penal de Marcos Paz dado que pesa sobre él una prisión preventiva en la causa por el Memorándum con Irán.

Durante un acto político del partido MILES, Esteche había criticado la gestión de Cambiemos, algo que fue denunciado penalmente por el fiscal platense Marcelo Romero. Según consta en la causa, y fue reproducido por varios medios de comunicación, el dirigente habría dicho: «Este gobierno va hacia una crisis segura, que ayudaremos a desatar. Es un gobierno que va a caer, y que vamos a ayudar a que se caiga, porque gobierna contra el pueblo. Por lo tanto, vamos a hacer lo posible por no dejarlos gobernar. Vamos a provocar la crisis y construir la salida a esa crisis. Por eso estamos presentando una herramienta que no solo es política electoral, sino que será una herramienta de lucha y organización popular».

El juicio por esas palabras comenzó la semana pasada y la feria judicial fue habilitada para que continuara el proceso. En el inicio, la fiscal María Victoria Huergo solicitó que se cambiara la carátula de «apología del crimen» a «incitación a la violencia colectiva», que prevé penas de 3 a 6 años de prisión.

Desde la defensa de Esteche, encabezada por el abogado Fernando Burlando, argumentaron que los dichos que se le atribuyeron «nunca existieron» y requirieron su absolución. Acompañaron el pedido con el testimonio de nueve testigos.

Fernando Esteche se encuentra detenido en Marcos Paz desde diciembre de 2017, acusado por el presunto encubrimiento a los autores materiales del atentado a la AMIA a través del memorándum firmado con Irán durante la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner. Además, tiene dos condenas previas: una a tres años de prisión por un ataque al local partidario de Jorge Sobisch, gobernador de Neuquén durante el asesinato del maestro Jorge Fuentealba, y otra a tres años y ocho meses por protestar frente a la embajada de Israel durante una visita de representantes del FMI a la Argentina.