Evo es el más grande

El presidente de Bolivia, Evo Morales, participó ayer de los trabajos para para apagar los incendios en Santa Rosa, en la región central. El mandatario se vistió con un mameluco azul y realizó trabajos con la pala y la manguera, al igual que el resto de los bomberos realizó tareas para sofocar el fuego que está hace diez días en la zona de bosques de Santa Cruz. Ayer quedaban 1.038 focos de los 8.000 reportados al principio de la emergencia.

«Fuimos al bañado de Otuquis, verificamos que no hay incendios en esa región, evitamos que pase a los países vecinos. Felicitamos a los soldados. En Concepción duele ver el incendio, aunque no afecte a las comunidades. Coordinamos nuevas tareas del Supertanker que es muy efectivo», afirmó ante un grupo de periodistas.

Luego, Morales sobrevoló la zona afectada de la Chiquitanía. El Gobierno boliviano utiliza el SuperTanker,el avión bombero más grande del mundo, además de otras aeronaves y cinco helicópteros. “Hasta ayer en la tarde se descargó cerca de 2 MM de litros de agua con el SuperTanker, cinco helicópteros y aviones. Entre el 17 y 18 de agosto había 8.000 focos de calor, ayer quedaban todavía 1.038”, escribió en su cuenta de Twitter.

Luego el mandatario se refirió a la colaboración enviada por el G7. «Saludo también ese pequeño, pequeño, pequeñísimo, aporte de G7 de 20 millones de dólares, eso no es ayuda, es parte de una corresponsabilidad compartida, como todos los pueblos tenemos la obligación», declaró en radio Panamericana. “Los países más industrializados deberían aportar bastante, y no solamente cuando hay incendios», agregó.

“Recibimos $us 300.000 de la CAF, $us 200.000 del BID, $us 150.000 de la ONU; agradecemos al G7 por su ayuda de $us 20 MM, pero el Acuerdo de París establece responsabilidad compartida. En febrero Bolivia declaró emergencia nacional para combatir el incendio”, escribió en las redes sociales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here