Extraditaron a Facundo Jones Huala

El lonko mapuche Facundo Jones Huala fue trasladado a Chile en la tarde del martes, pese a que el Comité de Derechos Humanos de la ONU pidió, horas antes, que el Gobierno argentino suspendiera el trámite a raíz de una denuncia que presentó su defensora, Sonia Ivanoff, por la violación de los derechos civiles y políticos del líder de la Pu Lof en Resistencia de Cushamen.

Según se conoció, el operativo de traslado se realizó en medio de un gran hermetismo: cerca de las 17, Jones Huala fue llevado en helicóptero desde el penal Nº4 de Esquel hacia el aeropuerto de El Plumerillo de Mendoza, escoltado por efectivos de la Policía Federal. Una vez allí, será trasladado en avión hacia Santiago de Chile.

En tanto, la defensa del dirigente mapuche denunció que fue notificada apenas minutos antes de que se realizara el procedimiento.

En Chile, Facundo Jones Huala será juzgado por el incendio de una propiedad ubicada en cercanías de la ciudad de Valdivia. El fiscal chileno Sergio Fuentes, indicó a medios chilenos que pedirá la inmediata prisión preventiva en un penal de máxima seguridad, alegando la existencia de peligros de fuga. El proceso judicial en su contra, se estima, podría durar entre uno y tres meses. El lonko podría recibir una condena de hasta 8 años de prisión.

La abogada Elizabeth Gómez Alcorta recordó que “el 4 se septiembre pasado el Comité de DDHH de la ONU resolvió conceder una medida cautelar y requirió que se suspenda la extradición hasta tanto se sustancie la petición realizada por Sonia Liliana Ivanoff”. Asimismo, añadió que “en la Argentina de Macri, no se respetan las decisiones de los organismos internacionales de DDHH, ni los derechos de los pueblos indígenas”.

“Facundo había solicitado ser juzgado en la Argentina y tiene pendientes procesos penales en nuestro país. Sin embargo, la violencia y la prepotencia de este gobierno se imponen todos los días”, cuestionó Gómez Alcorta, otra de las abogadas defensoras del lonko mapuche.