Francia: carta de residentes argentinos al Presidente Macron

Con motivo de la visita del presidente argentino Mauricio Macri el 26 de enero
CARTA ABIERTA AL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA FRANCESA
Sr Presidente de la República,
En vísperas de la visita que en estos días realizará el Presidente de la República Argentina, Sr. Mauricio Macri, nos, residentes argentinos en Francia, con el apoyo de ciudadanos franceses y organizaciones co-firmantes de ésta carta, queremos expresarle la preocupación por la regresión democrática en nuestro país desde su asunción, el 10 de diciembre de 2015.
En tanto que candidato democráticamente elegido con el 51% de los votos, que prometiera respetar acciones y decisiones positivas del gobierno anterior, notamos con estupor que, a poco de asumir el mando, el nuevo presidente se orientó en cambio a destruir no solo los logros del precedente período, sino también algunos de los existentes desde la caída de la siniestra última dictadura en 1983.
Con el consiguiente balance devastador:
Reiterados ataques diariamente cometidos contra la libertad de expresión, despido de periodistas reconocidos , programas públicos de radio-televisión y medios de oposición clausurados, puestos en venta o sofocados.
– La nueva administración desata una auténtica cacería de brujas. Son decenas de miles de empleados del gobierno despedidos por una supuesta adhesión al gobierno precedente o falta de empatía con el actual, yendo hasta el control de sus cuentas en las redes sociales. Un hecho público de carácter internacional es llamativo: que en diciembre 2017 el actual gobierno argentino cancelara acreditaciones y visas de representantes sindicales y de organizaciones sociales nacionales e internacionales para asistir a la XI Conferencia Ministerial de la OMC en Buenos Aires (como ocurriera, por caso, con ATTAC France, listada entre los proscriptos).
– La criminalización de los movimientos sociales y sindicales incrementada en estos dos años incluye viejos mecanismos de represión directa contra los trabajadores en huelga. El escándalo jurídico y ético de la detención “preventiva” de la dirigente social Milagro Sala, miembro del parlamento en el Mercosur, dictada por el gobernador de la provincia de Jujuy, Gerardo Morales, cuenta con el apoyo del presidente Macri desde el 16 de enero de 2016, constituyendo un primer ejemplo de escalada represiva, decisión política ideológica y actitud discriminatoria: Milagro Sala es mujer y líder del movimiento social Túpac Amaru, siendo objeto de acusaciones arbitrarias, denunciadas por organismos nacionales e internacionales de derechos humanos (ONU, Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y Amnistía Internacional). Vale recordar que la Corte Suprema de la República Argentina ha establecido que el gobierno nacional debe ejecutar las solicitudes formuladas por la CIDH. La verdadera causa de la detención de Milagro Sala es en realidad el haberse atrevido a cuestionar un sistema de exclusión de una de las poblaciones más empobrecida del Norte argentino.
– Utilizando el recurrente recurso de lucha contra la corrupción,
arrestando de manera espectacular frente a las cámaras de televisión a ex funcionarios del gobierno y empresarios públicamente contratados por el gobierno anterior, Mauricio Macri trata de enmascarar su propia implicación en el escándalo de las compañías off-shore reveladas en los Panama Papers. Esto con la complicidad de algunos jueces y de los dos grandes medios argentinos de comunicación. El Señor Mauricio Macri y su familia figuran en más de cincuenta de las dichas empresas, lo que hace del mandatario argentino una de las principales figuras públicas mundiales envuelta en ese escándalo. Resulta imposible ignorar a ésta altura tanto la impunidad otorgada por los jueces locales como lo paradójico de que las reuniones del G20 que, entre otros temas, preconiza la lucha contra los paraísos fiscales, se ve hoy presidido por el mismo Señor Mauricio Macri.
– En la medida en que el país se endeuda nuevamente a niveles insostenibles, incrementando la fuga de capitales, la población padece una inflación galopante (24,8% en 2017); se confirman aumentos seriales del costo energético (entre 700 y 1200%), de medicamentos y atención sanitaria, de combustibles y de transporte, sumergiendo a miles de personas en la pobreza; una ley reduce el monto de pensiones, subsidios y reembolsos sociales; se llevan adelante ataques orientados al mundo educativo, sindical y cultural; un cese de la política de sostenimiento a la ciencia argentina, a la vasta reducción del personal hospitalario, emprendida en perjuicio de las necesidades de la población se suma la cantidad de fábricas y comercios en situación de quiebra dejando miles de personas en la calle. Estos son solo algunos ejemplos de la degradación de las condiciones de vida de los argentinos.
– En el ámbito de las políticas de Memoria, Verdad y Justicia, durante doce años promovidas para orgullo de nuestro país, inquieta que se hallen hoy en peligro de desaparición, de banalización u olvido;consterna que miembros del gobierno realicen declaraciones negacionistas, enunciando poner fin a juicios de civiles y militares acusados de tortura, asesinato, desaparición y robo de recién nacidos durante la última dictadura militar; alarma que emblemáticas figuras de organizaciones de derechos humanos sean de nuevo blanco de amenazas anónimas y sin que el gobierno reaccione.
La Argentina sufre hoy una deriva autoritaria cuyo saldo aumenta día a día:
– La desaparición y reaparición muerto ahogado en circunstancias extrañas, sin reconocer persecución y hostigamiento, en el caso del joven Santiago Maldonado; el asesinato por bala en la espalda de Rafael Nahuel, simpatizantes del pueblo nativo Mapuche.
– La represión de carácter brutal frente al Congreso los días 14-18 de diciembre durante manifestaciones contra la reforma previsional, el arresto de decenas de manifestantes con numerosos heridos, la negación a diputados de acceder al hemiciclo parlamentario, reprimiéndolos.
– La prisión, “preventiva” y “acusatoria”, jurídicamente aberrante y no fundada, de “traición a la patria”, destinada a miembros del gobierno anterior.
– La persecución y represión de pueblos originarios, comunidad Mapuche en la Patagonia y Wichi en la provincia de Formosa.
Corolario de éste clima de violaciones de derechos humanos y democráticos, el ex comisario torturador Miguel Etchecolatz, ex director de investigaciones de la policía durante la dictadura y seis veces condenado a cadena perpetua por sus crímenes se ve otorgar hoy la prisión domiciliaria en el lugar de su elección.
Señor Presidente, conociendo su adhesión a valores republicanos y democráticos del país donde fueran consagrados los Derechos Humanos,le solicitamos que en su próximo encuentro con el Presidente Mauricio Macri tenga a bien transmitir nuestra sincera preocupación por la situación actual en la Argentina, en particular por el inquietante deterioro del estado de derecho. En este sentido, apreciaremos que pueda usted interceder por la libertad de Milagro Sala y de todos los presos políticos en Argentina.
Con la esperanza de que nuestra carta atraiga su atenta apreciación, le transmitimos, Señor Presidente, nuestra más alta consideración y respeto.
Asamblea de Ciudadanos Argentinos en Francia (ACAF)