Jallalla 2018: Con Morales todo preso es político

Por Nadine Posadas

Este fin de semana se desarrolló el Jallalla Mujeres en Jujuy, que convocó a mujeres de todo el país para manifestarse frente a la prisión “domiciliaria” de Milagro Sala en el Carmen y a los penales de Alto Comedero y de Villa Gorriti en reclamo de la libertad de todxs lxs presxs politicxs.

Mujeres y colectivos de la diversidad sexual conformaron el segundo Jallalla Mujeres, iniciativa surgida en el Encuentro de Mujeres de Chaco, comprendiendo la relevancia de la figura de Milagro Sala y de la organización TUPAC AMARU en el empoderamiento real de las mujeres y en la construcción de igualdad de género a la par de la construcción de viviendas, piletas y hasta escuelas. Esta identidad se evidencia claramente al revisar la lista de presxs politicxs en Jujuy, puesto que son en su mayoría mujeres.

Los colectivos feministas repitieron en el ENM Trelew la propuesta de reclamar en Jujuy por la Libertad de Milagro Sala y de “todes les detenides por luchar”, no sólo en sintonía con la defensa de los derechos humanos, sino también para denunciar que la persecución política y la violación de todas las garantías constitucionales de la líder de la Tupac están agravadas por su condición de mujer tal como lo advertía desde la etapa inicial de su encarcelamiento uno de los grupos de trabajo de la ONU. Exhiben además el peso que posee la pertenencia originaria de Milagro, otra cuestión por la que se pronunció la ONU.

El Jallalla incluyó visitas a los penales de Alto Comedero, de Villa Gorriti además de la casa de “Shakira”, Mirta Guerrero, que se halla presa en su domicilio por su grave padecimiento de salud. Allí se tomó contacto con lxs detenidxs para transmitirles apoyo y fortaleza.

Frente a la casa del Carmen, donde el poder judicial, manejado a discreción por el gobernador Gerardo Morales, encerró a Milagro, se produjo una importante concentración de mujeres, lesbianas y trans pidiendo la libertad de la militante. Allí se efectuó una radio abierta, Milagro brindó un discurso donde no sólo analizó la situación nacional, sino que se refirió al contexto mundial.

En sus palabras Milagro exhortó a perder el miedo, al que definió como elemento central de dominación, no sólo de Gerardo Morales, sino también del gobierno nacional encabezado por Mauricio Macri, en tal sentido valorizó y agradeció a la militancia haber vencido esa barrera para viajar a Jujuy a repudiar la violencia institucional reinante en la provincia. La tupaquera destacó la necesidad de “reorganización” de la militancia para liberar a las y los presos políticos y reconstruir la Patria. Hizo hincapié en algo que para ella es un eje primordial de la lucha: “quiero una Patria que no sea colonia”.

Por otra parte Milagro tomó la situación de Francia para interpelar a las fuerzas de seguridad que rodean la casa del Carmen- tanto federales como provinciales- apelando a la consciencia de clase que en ellos debe despertar, ya que sólo obedecen órdenes y son “amenazados”, al servicio en realidad del poder económico, cuestión que en Jujuy resulta muy claro ante la ostentación de poder de Blaquier, dueño del ingenio Ledesma. “Sueño que algún día como en Francia se saquen el chaleco y se pongan a luchar junto al pueblo” ilustró.

Sala pidió a los presentes “resistir que queda poco” y remató “si la CGT no quiere parar el país, háganlo ustedes”. Se refirió además a los “dirigentes que están abajo de la cama por el miedo” y que no están cumpliendo con el pueblo, mientras “Macri y las grandes corporaciones prefieren cagar de hambre al pueblo para perdonarse deudas millonarias” -entre tantas otras políticas que vacían las arcas del Estado-. Ponderó la experiencia colectiva del pueblo para resistir y reorganizarse , otorgó enorme valor histórico a la gesta del 19 y 20 de diciembre del 2001. Asimismo jerarquizó la gestión de Néstor y Cristina “que demostraron que hay riqueza en el país” para todos y convocó a acompañar a la expresidenta y construir la unidad sin importar la pertenencia partidaria. Colocó como ejemplo a seguir “la marea de pañuelos verdes”, donde más allá del resultado, se ganaron las calles. “Ellos no nos pueden ganar las calles” remató para contagiar su fuerza a quienes la visitaron y expresar con contundencia el objetivo por ella planteado de “dar un escarmiento a este gobierno”, “de ustedes depende que no vuelva a ganar”.

La primer presa política de Cambiemos compartió con las mujeres del Jallalla la triste noticia de la grave situación de salud de su compañero Raúl Noro, cáncer en estado de metástasis, pese a lo cual, denunció no cesa el hostigamiento judicial contra su persona dirigido por Morales, más precisamente en la causa “pibes villeros”, en la que autoridades judiciales hicieron caso omiso de los estudios de salud de Noro, sometiéndolo a audiencias extenuantes y adjudicándole la intención de “demorar” y obstruir la investigación, algo que los medios monopólicos reproducen, ocultando la violación de derechos de la “justicia” jujeña. Además se solidarizó con una periodista despedida del diario El Tribuno de Jujuy por informar la realidad provincial. Al cierre de esta primera manifestación, Milagro instó a las presentes realizar una ceremonia ancestral para no dejarse afectar por el odio de las clases dominantes y fortalecerse en la lucha para “volver a ser felices”.

La jornada de lucha culminó con una marcha por la ciudad de San Salvador de Jujuy que pasó por el penal de Alto Comedero y el de Villa Gorriti. El mismo concluyó en la simbólica plaza frente a la Gobernación de la provincia, donde se había efectuado el simbólico acampe por la continuidad del trabajo de las cooperativas de viviendas a raíz del cual detienen a Milagro Sala.


Producción y realización: #LaGarcía
Edición: #LaGarcía
Publicación y administración en redes: Silvina Rouvier, Emanuel Herrera y equipo web