Justicia por Santiago Maldonado

El gobierno nacional denunció penalmente al ex jefe de Gabinete del Ministerio de Seguridad de la Nación durante el macrismo, Pedro Nocetti, y al exdirector de Gendarmería Nacional Ernesto Robino por supuestos delitos cometidos durante los operativos de agosto de 2017 en la ruta nacional 40, en Chubut, que tuvieron como consecuencia la desaparición y posterior muerte de Santiago Maldonado. La denuncia impulsada por el Ministerio de Seguridad dirigido por Sabina Frederic recayó en el juzgado federal a cargo de Sebastián Casanello y alcanza también a Ernesto Oscar Robino, ex subdirector Nacional de la Gendarmería. Se les imputan los delitos de abuso de autoridad e incumplimiento de los deberes de funcionario público.

Según la denuncia, el personal de Gendarmería Nacional obedeció “las estrictas instrucciones y directivas que habían sido impartidas” por el segundo de la entonces ministra Patricia Bullrich. «Deviene ineludible mencionar que su accionar previo y durante la ejecución de los operativos acaecidos el 1 de agosto del 2017, el cual culminó con la desaparición seguida de muerte de Santiago Maldonado, podría configurar una violación a los deberes de funcionario público», indica la presentación judicial.

La investigación interna de la fuerza, determinó que Nocetti tuvo un rol clave en la creación de la “amenaza RAM” en los medios de comunicación y la opinión pública. El ex funcionario estuvo presente el día previo y el mismo día del operativo en el lugar y dio órdenes claras de perseguir a los manifestantes bajo la figura de flagrancia, con lo que se los calificó de delincuentes incluso una vez concluído el posible corte de ruta. Nocetti incurrió en una falta grave al basar los operativos en un protocolo de actuación anunciado por Bullrich pero que no había sido aprobado. Mandó a perseguir y detener a los manifestantes, sin importar si se había concretado el despeje de la Ruta 40.

También se establecen las responsabilidades de los jefes de la Gendarmería. El jefe del operativo Diego Conrado Balari se retiró de la zona del corte a las 10 de la mañana del 1 de agosto de 2017, día en que desapareció Santiago Maldonado, dejando la responsabilidad el operativo en oficiales jefes de menor jerarquía. También dejó el lugar el comandante principal Fabián Arturo Méndez, jefe del Escuadrón 35 El Bolsón y designado por Balardi. Se fue a las 10.30 y dejó al mando un oficial de menor jerarquía y de otra jurisdicción que terminó con un accionar intempestivo, desorganizado e inadecuado. En cuanto al comandante principal Juan Pablo Escola, se confirmó que no informó al juez Guido Otranto ni a sus superiores que los manifestantes habían interrumpido nuevamente el tránsito en la ruta 40 y ordenó de forma intempestiva y apresurada que el escaso y mal equipado personal que había quedado a su cargo interviniera en el despeje de la calzada, poniendo en peligro la seguridad de los mismos y de los manifestantes.