Kicillof asumió y prometió «recuperar los derechos perdidos»

El Gobernador Axel Kicillof y la vicegobernadora Verónica Magario juraron este miércoles ante la Asamblea Legislativa bonaerense y fueron acompañadxs por el presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. En su discurso, el flamante mandatario provincial anunció medidas con las que buscará «reconstruir» el aparato productivo y «recuperar los derechos perdidos».

Kicillof sostuvo que «en esta elección ganó la idea de una provincia que vuelva a ser productiva y no especulativa, que sea solidaria y no egoísta», y cuestionó a la exgobernadora María Eugenia Vidal: «No creo que estén dejando la vara muy alta, sino un desempleo muy alto, una deuda muy alta y las condiciones económicas del país y la provincia muy abajo».

«Hemos observado que había algunos instrumentos, no tantos, para impedir que los efectos de la crisis nacional hagan estragos en la estructura social y económica de la provincia, pero la provincia se encontró con un gobierno que no protegió ni a sus sectores económicos, productivos, ni a buena parte de los bonaerenses», afirmó.

En este punto, advirtió que «dejan una caja de 25 mil millones de pesos, tendremos que verlo, pero el problema son las necesidades que hay que atender. Esa caja no alcanza para atender las obligaciones de los próximos 30 días, obligaciones básicas como sueldos. Entre sueldos y obligaciones de deuda hay 40 mil millones de pesos». «Hay de manera inmediata una dificultad vinculada a la cuestión financiera de la provincia. No alcanza para atender las obligaciones de los próximos 30 días, como sueldos», comentó.

En este punto, Kicillof especificó que «la situación del comercio y la industria, de cada una de sus ciudades y pueblos, atraviesa una situación dramática; en cuatro años cerraron 3.300 pymes industriales, 9.500 comercios». «Todo esto que ocurrió, y es un desafío, no puede encontrar a un gobierno y a una legislatura distante y ausente. Hay que embarrarse, estar, acompañar, contener, ayudar, proteger al tejido productivo», agregó.

En otro tramo de su alocución ante el pleno de la Legislatura bonaerense, el exministro de Economía instó a «defender la escuela pública, a la universidad pública, a la ciencia». «No esperen ver a un gobernador que se enfrente y ataque a los maestros y maestras», descartó.

Por otra parte, añadió que «no vengo a gobernar desde el centro, sino con todos y cada uno de los municipios»: Quiero anunciar que le voy a pedir a esta legislatura que me acompañe con las emergencias que requiere esta hora económica, política, social; presentaré el proyecto correspondiente», adelantó.