Kicillof: «no es una ola, es un tsunami»

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, anunció las nuevas medidas para intentar detener los contagios en la Provincia: «no es una ola, es un tsunami» y advirtió sobre la «impresionante velocidad de crecimiento». En este sentido, detalló: “en los municipios en fase 3, con mayor cantidad de contagios, habrá cierre de locales de gastronomía de 23 a 6, prohibición de circular desde las 0 a las 6, y se agrega un cierre de comercios en general desde las 20 a las 6 de la mañana».

Por otro lado, el gobernador sostuvo que para aquellos que incumplan las medidas se aplicarán “severas multas” y comprometió un refuerzo en las políticas sociales.

“En las últimas tres semanas pasamos de 2.500 casos a un promedio de 6 mil. No es sólo lo súbito o la velocidad, sino la magnitud», advirtió Kicillof. Y agregó: «no hay sistema que aguante si no se toman medidas (…) es un espanto lo que está pasando en el uso de terapias intensivas».